‘Omnia Card’ o cómo ver Roma en 4 días

Pues ni cinco días son suficientes para descubrir la inmensidad de una ciudad como Roma, avisamos. Sin embargo sí que te puedes ir habiendo conocido su esencia: el milenario Coliseo, el poético Foro Romano, el inaudito Panteón, o cualquier esquina de la capital de Italia. Como neófitos en el centro del Viejo Imperio quisimos ver todo eso a precios de «bochinche». Para eso buscamos la alternativa más barata de ver Roma. Como amantes de los pases turísticos, estudiamos a conciencia las posibilidades y nos decantamos por el Omnia Card. Pero, ¡ojito! Es la tarjeta más cara y a la vez con menos atracciones incluidas que nos hayamos encontrado nunca. Hay que tener mucha mano para explotarla bien, porque de lo contrario no sale a cuenta. Te contamos las opciones, cuánto cuesta, qué incluye y cómo aprovecharla al máximo sin arrepentirse.




Nosotros estuvimos en el verano de 2019, que ya calificamos en nuestra crónica de Roma de tórrido para arriba, durante el tour #Italia2. Aunque igual de acalorados nos dejó el tener que desembolsar los 113€ que cuesta la Omnia Card, pero para lo que nosotros queríamos era la alternativa más adecuada. No obstante hay otras opciones. Resumamos:

  • Roma City Pass Tourist Card (67.50€). Es la peor opción, ya que no incluye entradas sino descuentos a las atracciones de Roma ni transporte público (sí en un bus turístico y el bus de ida y vuelta al aeropuerto, que si venimos en coche a ver de qué nos vale).
  • Roma Pass (28€, 48 horas; 38’50€, 72 horas). Es la opción más popular. Incluye el transporte público y el acceso libre a uno o dos museos, según la modalidad de tarjeta turística que hayas comprado. Al resto de atracciones ofrece descuentos.
  • Omnia Card (113€, 72 horas). Es la opción que escogimos, ya que incluye la Roma Pass y además la Omnia Card, con la que entrar a la Basílica de San Pedro y gratis a los Museos Vaticanos ¡sin colas! También incluye la entrada a algunos claustros y el bus turístico Roma Cristiana.

 

Sí. Las tarjetas turísticas de Roma son una auténtica estafa, así de claro. Es la primera vez que nos encontramos con una que sólo incluya uno o como mucho dos accesos libres a las atracciones principales. ¿Que incluye transporte público? Bueno, el centro turístico de Roma no es muy grande. Entre el Coliseo y el Panteón son 25 minutos andando, y entre medias hay más espacios interesantes que ver. Así que el metro (y no digamos ya el bus, que encima Roma tiene atascos muy ricos) es prescindible. Entonces, ¿por qué hicimos el mayor gasto de nuestra vida?

Hay que comprenderlo. Es Roma, con todo lo que ello conlleva: la masificación turística. Las visitas en El Vaticano se caracterizan por sus largas colas de tres horas mínimas. Es algo de lo que nos avisaron amigos nuestros que ya habían ido, sea la época del año que sea. Nosotros fuimos en la peor, en verano. Temíamos perder un precioso tiempo esperando a entrar, ya que las atracciones en Roma cierran entre las 17 y 18 horas. Pero es que encima no queríamos vernos achicharrándonos bajo el sol. Cuando entramos a los Museos Vaticanos a mediodía y vimos aquella hilera de turistas dando la vuelta a las murallas los compadecimos mucho…

También el Coliseo romano estaba hasta arriba de turistas.

El Omnia Pass se puede comprar online. Hay ciertas épocas del año (presumiblemente en temporada baja) en que ofrece descuentos del 10%. Nosotros optamos por comprarlo directamente en el punto de venta, y así teníamos más tiempo para pensarlo. Tiene tres lugares: la Basílica de San Juan de Letrán, el Panteón Romano y la Basílica de San Pedro. Incluye un libreto con un mapa e información y las dos tarjetas, que operan por separado. Lo bueno es que se pueden activar indistintamente. Como cada una sirve por 72 horas (desde el momento en que haces el primer uso), se puede usar una y después la otra. Así que acumulas seis días de pase turístico en total.

En el punto de venta también reservamos la entrada a las atracciones del Vaticano. ¡Cuidado, porque esto es obligatorio hacerlo! No vayas a comprar la Omnia Card, te despistes y te quedes sin entrar a los Museos Vaticanos ni a la Basílica de San Pedro porque el cupo está lleno el día que vayas. Sus taquillas cierran a las 16h. También debes tener en cuenta que los domingos el Vaticano «cierra», o sea, no admite visitas turísticas. Al planificar tu visita al Vaticano te recomendamos echarle un vistazo a su horario y calendarios aquí.

Por lo general, es aconsejable organizar de antemano la visita de Roma en conjunto. Sólo de esta forma conseguirás que el pase turístico pueda compensarse económicamente. A continuación te vamos a detallar cómo nos lo montamos, el precio general de cada atracción que visitamos, qué vimos cada día de forma libre y otras haciendo uso de cada pase turístico…
 

¡COMENZAMOS!

 
Día 1 (sábado): antes de echar a andar bajamos hasta la Basílica de San Juan de Letrán (pasando de camino por la papal de Santa María Maggiore) para comprar el pase turístico de Roma. Luego ya fuimos de lleno con la mayor atracción de la ciudad y alrededores. También nos dijeron que hay que reservar para entrar en el Coliseo, pero con una hora de antelación es suficiente:

    • Basílica de Santa María La Mayor.
    • Basílica de San Juan de Letrán (2€ entrar en su claustro, incluido en Omnia Card).
    • Coliseo, Foro Romano y Palatino (12€, incluido en Roma Card).
    • Circo Massimo.
    • Plaza de España.

      Claustro de la Basílica de San Juan de Letrán, con sus curiosas columnas de diversas órdenes.

Día 2 (domingo): el domingo, como dijimos, el Vaticano echa el cierre. Así que nos dimos una vuelta por la ciudad de Roma y su casco antiguo.

    • Iglesia de Santa María della Vittoria.
    • Monumento a Víctor Manuel II.
    • Museos Capitolinos (15€, incluido en Roma Pass)
    • Teatro Marcelo.
    • Largo di Torre Argentina.
    • Panteón romano.
    • Plaza del Popolo
    • Fontana di Trevi.

      Uno de los pasillos de los Museos Capitolinos, con murales pintados en todas sus paredes y techos.
  •  

Día 3 (lunes): nos metimos de lleno en la Ciudad del Vaticano, donde pasamos prácticamente el día. No llegamos a ver los Museos Vaticanos al completo ya que íbamos con el tiempo justo para ver otras cosas. Entre ellas, disfrutar de un paseo completo con el bus turístico Roma Cristiana. Fue la peor experiencia que hayamos tenido al respecto. El bus se tomaba su tiempo en algunas paradas, no ofrecen auriculares (te lo tienes que traer tú) y la voz de Loquendo que explicaba cada sitio (con datos además muy básicos) daba una sensación muy artificial.

    • Basílica de San Pedro (sin cola, incluida en el Omnia Card).
    • Museos Vaticanos (17€, sin cola incluida en el Omnia Card).
    • Open Bus Vatican&Rome, Roma Cristiana (32€, incluido en Omnia Card).
    • Iglesia de Santa Maria in Cosmedin / Boca de la Verdad.
    • Pirámide de Cayo Sestio.

      Obras de Caravaggio en los Museos Vaticanos.

Día 4 (martes): aprovechamos nuestra última mañana para ver lo que nos quedaba incluido con el pase turístico.

    • Cárcel Mamertina (12€, incluido en el Omnia Card).
    • Basílica de San Pablo Extramuros (4€ entrar en su claustro y pinacoteca, incluido en Omnia Card).

      Carcer Tullianum, entre el Foro Romano y el Monumento a Víctor Manuel II.

Sinceramente, a algunos de los sitios incluidos por el Omnia Pass fuimos porque estaba incluido y así amortizábamos. Nunca pagaríamos por entrar a la Cárcel Mamertina, por mucho que cuente la leyenda de que aquí fue preso San Pedro. No es más que una pequeña exhibición y bajar por la antigua cisterna. Pero si no vas no sabrás si te va a gustar (pero no pagando, que te haces flaco favor). De haber pagado individualmente a los sitios incluidos por los pases turísticos, nos habríamos gastado 111€. A ello habría que sumarle como los seis o siete viajes que hicimos en metro, cuyo billete sencillo cuesta 1,50€. Así que sí, el Omnia Pass nos salió a cuenta. Eso sí, de excluir esos sitios o el bus turístico (que era malísimo) nos hubiese salido mucho más barato. Será por opciones…

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.