Turismo ‘express’ por País Vasco en 4 días: itinerario y consejos

Visitar una comunidad tan histórica como el País Vasco requiere su tiempo. ¡Nosotros nos lo tomamos en 4 días! Sí, confesamos que es un tiempo más que insuficiente para disfrutar de las tierras del norte, casi un sacrilegio. Pero andábamos ansiosos por descubrirlas y sólo disponíamos de pocos días. ¿Que nos dejamos cosas en el tintero? Obvio. Pero en 4 días no sólo pudimos hacer un primer acercamiento básico a la cultura vasca sino que conocimos su esencia, aquella que te va a dejar con ganas de regresar… o no. En nuestro caso, segurísimo que sí. Os vamos a contar cómo pudimos organizar un viaje al País Vasco en pocos días, qué no dejar de ver y desde luego cómo mantener las perras en la cartera lo máximo posible.



País Vasco: lo que debes saber.

Siempre recomendamos no viajar a los destinos turísticos sin antes conocer sus datos básicos, ¡como mínimo! Esto nos sirve para saber dónde estamos y apreciar aún más si cabe lo que estamos a punto de gozar. Hay que diferenciar entre Comunidad Autónoma, que es la que visitamos con sus tres provincias (Vitoria, Guipúzcoa y Bilbao) y la región histórica (que incluye además Navarra y las regiones francesas de Baja Navarra, Labort y Sola, unidas por una cultura común). El País Vasco no tiene una capital oficial, aunque se considera Vitoria como tal ya que en ella está la sede del Parlamento y del Gobierno.

Su lengua es el euskera, única en el continente europeo al no recibir influencias de otras regiones. Sin embargo suelen utilizar también el castellano entre ellos (más de lo que suponíamos, ya que en nuestra experiencia personal sólo lo escuchábamos entre familias con sus hijos y entre algún que otro chaval). Aunque nunca está de más decir kaixo para decir ‘hola’, eskerrik asko cuando damos las gracias o agur al despedirnos. Profundizaremos en su cultura de este modo cuando vayamos de museos o de ‘pintxos’. Recordemos que la cocina vasca tiene prestigio internacional, y no acercarse a ella en cualquier viaje al País Vasco tiene delito.

Probamos el pintxo vasco por excelencia, Gilda, tan picante como la protagonista de la película homónima.

 

Qué ver en el País Vasco.

Hay ciudades ineludibles si te planteas hacer una escapada al País Vasco: Bilbao y San Sebastián. Haz lo que debas pero estas dos urbes neurálgicas tienen que estar sí o sí en cualquier itinerario. Lo demás pues se debe configurar dependiendo del lugar desde donde arranques, en plan ‘barrido’ geográfico de lado a lado (que ya ambas capitales están a oeste y este, respectivamente). Nosotros partíamos desde Madrid, que es el absoluto centro de la península española. Y entre ellas dos se encuentra Vitoria, que es además la capital de la provincia de Álava. Por esta circunstancia la marcamos como el primer destino en nuestra ruta. Este fue nuestro itinerario por el País Vasco:

  • Día 1: Vitoria (o Gasteiz, en vasco). Lo ideal es callejear por la capital vasca, perderse por su casco histórico. No es muy grande, por lo que solo nos llevó una tarde recorrerla. Aquí se juntan la Catedral de Santa María o Catedral Vieja, la Iglesia de San Miguel Arcángel (aún más llamativa en su exterior por su pórtico y la hornacina de la Virgen) o sus largas calles distribuidas en forma de almendra. Aquí se mezclan la arquitectura contemporánea con las fachadas vecinales de pinturas urbana y tendederos. A las puertas del casco está la Plaza de España (donde hacerse la foto con el logo floral de Vitoria) y la Plaza Mayor. A 15 minutos andando está el Paseo Fray Francisco de Vitoria, donde se haya el Palacio de Ajuria Enea o, lo que es lo mismo, la residencia del Lehendakari o Presidente del Gobierno vasco. En esta calle se juntan edificios de lo más pintorescos, muy señoriales y alguno que otro sacado de Hogwarts.

  • Día 2: San Sebastián (o Donostia, en vasco). La visita a la capital de Guipuzcoa llevó más de lo esperado. Y fue toda una grata sorpresa. No hay que limitarse a dar un paseo sólo por la Playa de la Concha, que aún nos es más preciosa la Playa de Ondarreta (separadas por una bahía). También deambulamos por sus antiguas calles, hasta arriba de gente y turistas peleando por abrirse un hueco en sus bares y restaurantes a la caza del mejor pintxo. Aquí visitamos sus templos (la Iglesia de San Vicente Mártir y la Basílica de Santa María del Coro), como sacadas de algún cuento medieval. Y, por supuesto, subimos hasta el Museo San Telmo y hasta el Mirador de Igueldo, extremos desde donde ver la Isla de Santa Clara.

  • Día 3: Guernica y San Juan de Gaztelugatxe. Durante el camino hacia el oeste nos paramos en el municipio de Guernica-Lumo. Es conocida por la obra del mismo nombre de Picasso, que retrata el horror del bombardeo alemán propiciado por los franquistas durante la Guerra Civil. Aquí se encuentra una reproducción en losetas del mismo cuadro. Pero también debemos a este municipio del País Vasco el roble bajo el cual se organizaban las Juntas Generales de Vizcaya. Hoy se puede visitar lo que queda de el, así como la Casa de Juntas de forma gratuita. En nuestra ruta por el País Vasco nos paramos en uno de los enclaves más populares hoy en día: Gaztelugatxe es un islote en el municipio de Bermeo. Pero es más conocido como Rocadragón, donde se grabó la serie Juego de Tronos (HBO, 2011-2019). El palacio recreado digitalmente descubre en verdad la ermita del siglo X. Cuesta subir pero merece la pena por sus vistas (y tocar la campana a través de su cuerda).

  • Día 4: Bilbao y Portugalete. Quizás el lugar más conocido del País Vasco sea la capital de la provincia homónima. Y, a su vez, el Museo Guggenheim. De hecho fue el primer sitio que visitamos. Tenemos que confesar que le da mil vueltas al museo que Solomon Robert Guggenheim abrió primeramente en Nueva York. Sus exposiciones no son sólo más interactivas sino que son más deslumbrantes y mejor organizadas. También recorrimos su casco antiguo, visitamos el desconocido Museo de las Réplicas de Bilbao, y subimos en funicular hasta el Mirador de Artxanda. Desde aquí se nos abre a la vista toda la ciudad. A 15 minutos por carretera está Portugalete, que visitamos por su popular Puente de Vizcaya. Es un puente colgante de fines del siglo XIX, reconocido por la UNESCO como Patrimonio de La Humanidad. El motivo reside en ser una destacada obra férrea que innovó en el uso de los cables de acero ligero trenzado. Llegamos a montar para vivir la experiencia de sus conductores o viandantes, que pasan de un lado a otro de la Ría de Bilbao como parte más de su rutina urbana.

 

Transporte en el País Vasco: cómo moverse mejor.

Para una escapada por el País Vasco va a interesar fundamentalmente un coche. El transporte público va a hacer que perdamos más tiempo si queremos desviarnos a esos otros lugares no capitalinos. Nosotros una vez más tiramos de un buscador de vehículos de alquiler, como Auto Europe o Rastreator, y pillamos un Reanult Clio por casi 60€ (para 6 días, que no es lo más barato que hayamos alquilado nunca pero julio es un mes muy intenso…). Las carreteras en el País Vasco son muy buenas y están bien asfaltadas. Nosotros huimos de los peajes, que además sólo nos hacían tardar media hora o una hora como mucho (depende de la distancia del trayecto). Para esta escapada por el País Vasco sólo tuvimos que repostar una vez, aunque también va a depender de lo que consuma tu modelo de coche y del recorrido desde donde partas. Eso sí, lo malo es el aparcamiento. Todos los centros urbanos están plagados de zonas azules (en San Sebastián cobran incluso en domingos y festivos, durante temporada veraniega). En Bilbao, por ejemplo, tuvimos que aparcarlo en la zona del Hospital Universitario, límite de la ciudad donde hay zona de parking gratis.




Dónde comer en el País Vasco.

Como os hemos adelantado, la cocina vasca tiene un gran alcance internacional. Si conocéis a un famoso chef español, seguro que es vasco. Aunque en ir a alguno de sus restaurantes seguro que se os va la mitad de lo que gastéis en el viaje por el País Vasco. Los menús corrientes rondan los 12€, aunque se inflan los fines de semana hasta 18€. Recomendamos empezar por algo tan básico pero convincente como son los pintxos (las tapas de toda la vida, pero con ingenio vasco). Nosotros nos nutrimos en esta ruta express de todo eso, y los precios oscilaban entre 1€ y los 3€. En este caso no suelen venir con la bebida, que se compra aparte. Eso sí, las tapas pueden ser contundentes, o muy bien adornadas, o con algún aderezo original. Donde más lo gozamos fue en el Restaurante Julen, en Guernika. Allí el menú diario nos costó 11€, y tiene variedad de platos a elegir. Fueron tan contundentes que nos hinchamos más que en cualquier buffet. En cualquier caso, la gastronomía en el País Vasco vale cierto derroche.

En el Restaurante El Siete de Vitoria comimos como dioses. Nos faltaron las ambrosías y el néctar…

 

Dónde alojarse en el País Vasco: lo más económico.

Uf, este es un tema delicado. El alojamiento en el País Vasco no es que se caracterice por ser entradito en precios. O al menos en temporada veraniega. Al disponer de coche de alquiler podíamos adaptarnos a las afueras. Sin embargo tampoco se antojaba como una opción low cost. Finalmente tuvimos que rendirnos a los albergues como alojamiento barato, muchos de ellos frecuentados por peregrinos del Camino de Santiago, que rondaban los 20€ por noche y persona. Más que Airbnb, echamos mano de Booking. Si buscáis alojamiento barato en el País Vasco, te puede salir más redondo reservarlo en Booking a través de este enlace, que te devuelve el 10% del importe de lo que reserves.

No nos alojamos en el Palacio Miramar de San Sebastián. Pero como andaban los precios, quizás pagando 5€ más teníamos buhardilla aquí…

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.