7 monumentos fascistas en Roma

Aunque pueda parecer increíble todavía se conservan varios monumentos fascistas en Roma. La que debía ser la capital del renacido Imperio Romano, también conocido como la ‘Tercera Roma’ se llenó de edificios y monumentos triunfales. La arquitectura empleada para este fin es la conocida como fascista-racionalista, caracterizada por obras donde se favorece la mezcla de estilos.




Generalmente, los monumentos fascistas en Roma suelen seguir las líneas del neoclasicismo y el historicismo. Pero también hubo lugar a otras obras más de estilo racionalista, cercana al modernismo europeo (aunque siempre decorado de forma monumental). Anteriormente hicimos otro artículo sobre monumentos comunistas en Berlín. Pero es momento de conocer la huella que han dejado las dictaduras por otros puntos del continente europeo.

  1. Foro itálico. Este espacio deportivo era conocido en el pasado como Foro Mussolini. Las intenciones del Duce (como también se le llamaba) era el de generar mejores generaciones a través del deporte. Además de mosaicos donde aparecen las palabras “Duce”, destaca también el enorme obelisco conmemorativo en honor al dictador italiano. En él se puede leer las palabras Mussolini Dux y un enorme mosaico donde está inscrito el siguiente lema: Duce, os dedicamos nuestra juventud.
    FUENTE: Simone Ramella

  2. Palazzo della Civitá Italiana. Uno de los monumentos fascistas en Roma más icónicos es éste. También conocido como el Coliseo cuadrado debido a su forma, imita los míticos arcos del Colisseo pero formado por una planta cuadrada. En el frontón principal del edificio hay una frase destacada y que deja claro las intenciones de Mussolini de recuperar el imperio: «La Tercera Roma se extenderá desde las altas colinas a lo largo de las orillas de río sagrado hasta las playas del Tirreno». Hoy sirve como sala de exposiciones.

  3. Bajorrelieves del puente Duca D’aosta. Este puente fue construido entre los años 1939 y 1942. Su objetivo era servir de conexión con el Foro Itálico. Este puente está decorado con una serie de bajorrelieves donde hay una constante representación de los fascistas desfilando con pistolas. Además el puente está decorada con la loba Capitolina, símbolo del Imperio Romano. Es uno de los monumentos fascistas en Roma que pasa más desapercibido al ser sólo un lugar de paso, por lo que hay que estar atento.

  4. Avenida de los foros imperiales. Antes conocida como Via dell’Imperio, tenía el objetivo de crear una carretera triunfal que uniese el despacho de Mussolini con los foros imperiales. Todavía hoy en día en esta vía podemos encontrarnos con una columna conmemorativa donde hay una inscripción donde se lee el nombre de Mussolini y la fecha de construcción. Tal y como está apuntado en la columna, se observa MMXXXII y X, siendo la ficha en el que la vía fue terminada (1931), y el año 10 desde que gobernaban los fascistas.

  5. Barrio del Eur. El barrio en su totalidad se construyó para albergar la ambiciosa Exposición Universal que estaba pensándose en hacer en Roma en el año 1942. Sin embargo, debido al estallido de la II Guerra Mundial, finalmente esta exposición no tuvo lugar. Ante este fracaso se decidió finalmente dedicarlo a barrio residencial, símbolo del fascismo italiano. En este lugar todavía se pueden observar edificios de mármol blanco de tipo monumental en los que se encuentran numerosas referencias a Mussolini y a sus intenciones de recuperar el viejo Imperio Romano.

  6. Monumento a los Bersaglieri. Cercano a la puerta Pía se encuentra otro de la monumentos fascistas en Roma, esta vez dedicado a los Bersaglieri (infantería del ejército italiano creado en 1836). En el monumento se representa en bajorrelieve algunas de las principales batallas en las que participaron a lo largo de su historia. Además en un lateral aparece una frase firmada por Mussolini dedicada a los Bersaglieri que dice: “Sólo un siglo de historia. ¡Pero cuántos sacrificios, cuantas batallas y cuánta gloria!”.

  7. Estación Termini. Primera fase durante etapa fascista. El proyecto fue nace del arquitecto Angiolo Mazzoni de 1939. La nueva estación comienza a construirse en 1942. Sin embargo a mitad de los trabajos se paró debido a la guerra, terminándose definitivamente en 1950. Durante la segunda fase, tras el fin de la guerra, se hicieron cambios para eliminar las reminiscencias fascistas, aunque se respetó lo construido hasta ese momento. Este iba a ser uno de los grandes monumentos fascistas en Roma, pero finalmente acabó a medio hacer.

    FUENTE: David Lacarta

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.