‘The New York Pass’ o cómo ver Nueva York en 10 días

Ir de turismo a Nueva York no es como visitar Ávila. ¡Ni siquiera Barcelona! Se requieren bastantes días para ver por lo menos lo básico de la Capital del Mundo. Nosotros estuvimos cerca de 10 días y prácticamente no salimos ni del barrio de Manhattan. ¡Y eso que fuimos a las carreras! ¿Cuántos días para ver Nueva York decentemente? Mínimo dos semanas. Junto a ese hándicap del tiempo se une el precio. El mito de que en la ciudad neoyorquina uno puede encontrarse gangas es eso, un mito. No es precisamente barata, y menos son las entradas a sus principales atracciones. ¿Cómo gastar poco en Nueva York? Recurrimos a nuestra alternativa favorita: los pases turísticos. En este caso, The New York Pass.




Los pases turísticos son la mejor opción en ciudades ‘caras’, y que además tengan un buen número de atracciones interesantes de pago. Desde París nos hemos convertido en ‘pass lovers’, porque entendemos que es una buenísima forma ‘low cost’ de viajar y conocer lo esencial gastando lo menos posible. Pagando de una sola vez accedemos a atracciones turísticas con grandes ventajas, como evitar colas o reducciones hasta la mitad de precio. Cuando planificamos un viaje barato a Nueva York en agosto de 2018 buscamos qué billetes turísticos había. La ciudad de los rascacielos cuenta con al menos tres tarjetas turísticas. No es moco de pavo, no. Veamos…

Ahí te dejamos los enlaces a los sites oficiales de cada uno de ellos para que puedas comparar y ver cuál de los pases turísticos de Nueva York se ajusta más a tus necesidades. También puedes echarle un ojo a artículos comparativos que otros bloggers de viaje han hecho, como Mola Viajar o Newyorkando. Nosotros nos decidimos por The New York Pass, pues vimos que es la que mayor número de atracciones incluía. Antes de formalizar la compra meditamos si nos iba a valer la pena, ya que el desembolso es bastante importante. En esa época, el pase de 7 días costaba unos 259$ (suele subir de precio continuamente). Lo que hicimos es que entre los tres viajeros que íbamos elaboramos una lista de los sitios que deseábamos ver en Nueva York. Lo calculamos con el precio de las entradas por libre. ¿Saldríamos ganando? Te dejo con la intriga hasta el final…

De momento os damos este avance de cómo lo pasamos en el museo de cera Madame Tussauds…

The New York Pass tiene un gancho en su web para que no te lo pienses y compres antes de que expire la oferta. Los descuentos se van renovando SIEMPRE, así que no te apures. Optamos por la recogida física y no por llevar la tarjeta en la app. Es más fácil que se acabe la batería de un móvil o que se nos pierda, que continuamente lo estamos sacando para echar fotos, que una tarjeta. Existen sólo dos puntos de recogida del The New York Pass, en las oficinas de Big Bus (línea turística asociada a la tarjeta). Pero sin problemas, porque una de ellas está detrás de Times Square, que todo turista ha de pasar por allí sí o sí. De hecho fue donde pusimos el primer pie al hacer turismo en Nueva York.

A continuación os vamos a indicar qué hicimos durante nuestra estancia de 10 días, junto al precio de las atracciones turísticas de Nueva York en cada taquilla. Escogimos el The New York Pass de 7 días porque para los 3 restantes planeamos visitar lugares al aire libre y gratuitos, que es algo que probamos en Viena y comprobamos que era genial para optimizar tiempo y dinero. Aunque si se nos hacía de paso ver alguna cosa no incluida en el pase turístico, nos parábamos.
 

¡COMENZAMOS!

 
Día 1 (viernes): quisimos arrancar nuestra primera visita a Nueva York ¡viéndolo todo! La idea era montar en el bus turístico y así quedarnos con los lugares y monumentos. Craso error. El tráfico rodado en la gran ciudad es caótico, y nos quedamos parados mucho tiempo en algunos atascos. Además, tuvimos la mala experiencia de que se estropeó el audio en el Big Bus y nos perdimos saber qué cosa era cada sitio. Probamos a bajarnos y coger otro bus pero siempre venían repletos en la parte de arriba. Un horror. Perdimos toda una mañana. Esto fue lo primero que vimos y accedimos con The New York Pass:

    • Times Square.
    • Big Bus New York Pass (75$, precio simple).
    • MoMA, Museo de Arte Moderno (25$, precio simple).
    • Catedral de San Patricio.
    • Madame Tussauds (37$, precio simple).
    • Mirador Top of The Rock (41$, precio simple).

      Recomendamos subir a uno de los rascacielos de Nueva York de noche porque las vistas de la iluminación son bestiales.

Día 2 (sábado): Otra experiencia infernal fue hacer la cola para ir hacia la Estatua de La Libertad, en Battery Park. Aquí la espera fue infernal, de casi dos horas. No la hagáis a medio día, sino bien temprano porque en verano os asáis.

    • World Trade Center.
    • Museo Homenaje 9/11 (26$, precio simple).
    • Ferry a la Estatua de la Libertad e Isla de Ellis (19$, precio simple). 
    • Museo del Sexo (21$, precio simple).

      Una imagen distinta a la que estamos acostumbrados de la Estatua de La Libertad: de culo.

Día 3 (domingo): El Museo Americano de Historia Natural es bastante grande, por lo que nos pasamos toda la mañana (¡y no vimos todo!). Lo mismo con el MET, que fue una carrera porque nos cerraba pronto, a las 17.30h. Indispensable tener siempre a mano la guía del The New York Pass para comprobar los horarios. Además montamos en el famoso crucero de Circle Line al anochecer. Es el mejor momento porque ves las orillas del Río Este a la luz del día y la iluminación de noche, así como la Estatua de La Libertad de cerca completamente iluminada.

    • Museo Americano de Historia Natural (23$, precio simple).
    • The MET, Museo Metropolitano de Arte (25$, precio simple).
    • Cruceros Turísticos Circle Line (43$, precio simple).

      Mi encuentro con Van Gogh en el MET ha pasado a los anales de la historia.

Día 4 (lunes): El barrio del Bronx, donde está el Estadio de los Yankees está muy lejos de Manhattan. Por eso quisimos aprovechar e ir al Jardín Botánico, que está en el área. Pero no nos dimos cuenta que cierran justo los lunes. Terminamos la jornada yendo de copichuelas, pues creemos indispensable subir hasta una de las terrazas de Nueva York más famosas. Totally cool.

    • Visita al Estadio de los Yankees (25$, precio simple).
    • Museo Solomon R. Guggenheim (25$, precio simple).
    • Museo de la Ciudad de Nueva York (28$, precio simple).
    • 230 Fith, Rooftop Bar.

      ¡Hasta corto se nos hizo la visita guiada al Estadio de los Yankees!

Día 5 (martes): una de las jornadas en que más dimos rienda suelta al The New York Pass, visitando los recintos de espectáculos más importantes de la ciudad. Terminamos en la otra punta de Nueva York, en la costa, que ofrece una imagen distinta y más exótica.

    • Visita al Madison Square Garden (33$, precio simple).
    • Radio City Music Hall: visita al interior (30$, precio simple).
    • Biblioteca Pública de Nueva York.
    • Empire State Building (39$, precio simple).
    • Luna Park en Coney Island (39$, precio simple).


Día 6 (miércoles): La visita guiada a las Catacumbas fue muy agonizante. Y no por el miedo que da, que no da ninguno. Es una visita entorno a dos horas y se hizo muy cansina. Sólo me despertó interés la única habitación con sistema de luz, que tiene bombillas originales de Thomas A. Edison. En cuanto al Jardín Botánico, es mejor ir con tiempo suficiente, al menos dedicarle tres horas mínimo (lo pillamos casi en hora de cierre) y montar en el tren que recorre el parque, que es gigantesco.

    • 9/11 Tribute Museum (20$, precio simple).
    • Visita guiada a las Catacumbas (35$, precio simple).
    • Jardín Botánico de Nueva York (25$, precio simple).

      El Invernadero Enid A. Haupt es quizás la principal atracción del Jardín Botánico de Nueva York.

Día 7 (jueves): El último día hábil para usar nuestro pase turístico The New York Pass lo aprovechamos para ver museos de Nueva York no tan populares. Especial mención para el Intrepid, un portaaviones original sobre el que se organiza el museo de reliquias navales y aéreas norteamericanas. Además incluye un submarino y la mismísima nave espacial Entreprise (por desgracia en esta última no se puede en su interior).

    • Museo Intrépido de Aire, Mar y Espacio (33$, precio simple).
    • Museo Whitney de Arte Americano (25$, precio simple).
    • Museo de los Rascacielos (5$, precio simple).
    • Museo de la Herencia Judía – Museo del Holocausto (12$, precio simple).
    • The Paley Center for Media (10$, precio simple).

      El portaaviones ‘Intrepid’ estaba aún cargadito de aeronaves.

Día 8 (viernes): Después de quemar los 7 días del The New York Pass nos dedicamos a ver los solemnes barrios de Nueva York, así como otros emblemáticos (y cinematográficos) lugares de la ciudad.

    • Tiffany & Co, 727 5th Avenue.
    • Torre Trump.
    • Grand Central Terminal.
    • Chinatown.
    • Corte Suprema del Condado de Nueva York.
    • Puente de Brooklyn.
    • Brooklyn Bridge Park.
    • Little Italy.

      Aunque Little Italy ha ido en retroceso, aún sigue vivo su espíritu.

Día 9 (sábado): Paseamos por el pequeño barrio de Wall Street, uno de los más infestados de turistas, y nos acercamos a puntos concretos de la ciudad donde se encuentran escenarios memorables vistos en series y películas. También cruzamos Central Park de abajo a arriba. Aunque el recorrido duró tres horas nos faltaron tantas cosas por ver… Acabamos la jornada en Times Square, que toma una imagen diferente durante la noche, con su apabullante iluminación y marea humana.

    • Wall Street.
    • Ghostbusters Firehouse.
    • Friends Apartment.
    • Carrie Bradshow’s Apartment.
    • Central Park.
    • Edificio Chrysler.
    • Organización de las Naciones Unidas.
    • Times Square.

      En Central Park puedes encontrarte las estampas más poéticas.

Día 10 (domingo): Para la última mañana que pasamos en Nueva York teníamos pensado acudir a una misa de góspel en el barrio de Harlem. Pero se nos fue el tiempo de las manos y aunque la ciudad no está mal conectada en metro, recordemos que las distancias son igual de largas. Improvisamos y montamos en el Ferry que sale de la estación de Whitehall, hacia Staten Island. Es gratuito, por lo que cuando abren sus puertas la gente corre como en las rebajas a por el mejor sitio (en el exterior).

    • Ferry de Staten Island.
      No olvides que la vuelta del Ferry de Staten Island es también gratuita.

Cómo veis, nuestra visita de 10 días en Nueva York dio para mucho. Nos hubiese gustado quemar hasta los topes el pase turístico The New York Pass, ya que entramos a 25 atracciones en total (de las casi 100 que incluye). Entre las grandes colas de algunos sitios y que algunos otros están a tomar viento (la ciudad es enorme), perdimos demasiado tiempo. La lección que aprendimos es a levantarnos más temprano y priorizar aquellas atracciones que suelan tener colas para estar el menor tiempo posible esperando a entrar. Pero de no haber llevado el The New York Pass, si hubiésemos entrado a todas esas atracciones por libre nos habríamos gastado 719 dólares. ¡Y sólo gastamos 259$! Por lo tanto ahorramos 460$ (unos 410 euros al cambio). Una vez más nuestra ‘Operación: Pase Turístico’ ha sido todo un éxito.

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.