Coches de alquiler: cómo reclamar y evitar recargos por seguro

Hoy los precios de los coches de alquiler están más baratos que nunca, sobre todo cuando queremos pillar alguno por Internet y durante “temporada baja”. Es entonces cuando podemos encontrarnos con verdaderas gangas. Nosotros solemos tirar de Autoeurope o Rastreator, que son buscadores de alquiler de coches baratos. Hay otros más comparadores de rent-a-car que llegan a mostrar coches de alquiler low cost, ¡¿a 2€ el día?! Sí, pero cuidado. Esto tiene truco.




Alquilar un coche barato también conlleva a un súper riesgo. Tienes que hacerte a la idea de que si le haces un arañazo, un ‘microabollón’ o lo que sea, vas a tener que pagar mucho más de lo que te hubiese costado alquilar el coche durante, por lo menos, un mes. El motivo es que los coches baratos de alquiler a menudo no te incluyen el seguro «a todo riesgo». Lo restan para que el precio te entre por los ojos y a la hora de la reserva te indican las diferentes coberturas a añadir. Esto incrementa mucho más el precio. Cierto que añadir seguro de coche te permite no temer a ningún contratiempo. De lo contrario ese riesgo hace que a muchos ni se les ocurra pillar coches de alquiler con estas ofertas. Lo ven como una «manzana envenenada», y con mucha razón.

Pero no es para tanto. Si tenemos experiencia al volante y no tenemos miedo a tener algún pequeño accidente posiblemente no tengamos problemas y podamos entregar el vehículo de una pieza. En nuestro caso personal ya hemos alquilado algunas veces coches para hacer road trips. Hemos intentado sacar el mayor rendimiento, pues nos permite alejarnos del centro de ciudades y de los alojamientos más caros. Además mejora mucho la movilidad si tienes en mente visitar varios lugares en poco tiempo. 

Todo hasta ahora muy bien pero, ¡sorpresa! A veces aunque no hayamos hecho nada malo con nuestros coches de alquiler, que no tenga un roce, etc., podemos encontrarnos con alguna reclamación de daños por el rent-a-car. No lo decimos porque seamos escépticos. ¡Es que ya nos ha pasado! Pero la experiencia es un plus y aquí te vamos a dar algunas recomendaciones para evitar estas situaciones incómodas:
 
Revisa todo el coche en busca de defectos y fotografíalos.

Cuando en la oficina del rent-a-car te dan el contrato del coche de alquiler, se incluye una imagen donde marcan los daños que sufre en su chapa previamente. Es muy importante que los revises una vez llegues a cualquiera de los coches de alquiler baratos. Si ves alguno que no aparece indicado no dudes en llamar a uno de los trabajadores del rent-a-car para hacer los cambios necesarios en el contrato. Pero tampoco te olvides de hacer fotografías alrededor del vehículo para evitarte «sustos». Antes de empezar con las fotos entra en el coche y pon el contacto. Fotografía el cuentakilómetros y luego empieza a hacer fotos por todos los lugares del coche donde veas desperfectos. 

Puede que en la revisión que hagas te encuentres con ‘ligeras’ sorpresas de las que mejor dejar constancia…

Una vez hayas terminado, vuelve a hacer una fotografía al cuentakilómetros y guarda estas fotos durante, por lo menos, 15 días tras la devolución. Es el tiempo necesario por si te hacen reclamaciones desde el rent-a-car. Es una de tus mejores protecciones antes de hacer una reclamación en los coches de alquiler baratos. Este sistema de hacer una fotografía al cuentakilómetros al comienzo y al final de hacer las fotos fue una recomendación que me hicieron en un rent-a-car. Es un consejo fiable y la mejor manera para tener imágenes que nos libren de pagar un pastizal.


No entregues el coche de alquiler hasta que el rent-a-car lo revise delante de ti. 

Evita cometer este error porque puede ser fatal. No hay nada peor que haber alquilado un coche de alquiler barato, sin el «a todo riesgo», y que luego te llegue un recargo. Puede llegarte una reclamación del rent-a-car porque, supuestamente, le hiciste un microarañazo de un milímetro al guardabarros delantero. ¿El precio a pagar? La nada desdeñable cantidad de 200-250€ aproximadamente, y tu cara de tonto al preguntarse si se te había escapado ese arañazo. Pues que sepas que quizás ese daño ya existía antes y que sea un «error» de la empresa. Para evitarte esos malos sabores de boca lo mejor es que pidas a alguno de los trabajadores que estén en los garajes que revisen el coche delante de ti. Si es necesario vete con más antelación de la normal al garaje de entrega para no tener que irte a las prisas. Es muy importante que luego te firmen el contrato, demostrando que no hay defectos en la entrega. Por lo tanto te recomendamos que:


No tires el contrato de alquiler durante, por lo menos, 15 días 

Hay que ser más listo que el hambre con este tipo de cosas. En el contrato de los coches de alquiler aparece la oferta que has tomado, el total de kilómetros del coche cuando lo tomas (ya vimos para qué sirve esto), lo que hemos pagado (por si nos quieren hacer un recargo que no corresponde) y todas las prestaciones que recibiste con él. En caso de «error administrativo» por parte del rent-a-car vas a tener que demostrar que es precisamente un error. Para eso necesitas tener la copia de tu contrato. 

Mejor asegurarse con otros medios, tomando fotos así como guardando copia del contrato que nos han dado en la oficina.

Reclama y espera… y luego intenta reclamar en persona.

Todas las empresas de alquiler de coches nos dan la posibilidad de reclamar. Pero esta acción a menudo te la limitan vía online (mediante correo electrónico o por la web del rent-a-car). Te recomendamos que respetes los 15 días que te solicitan para responderte a la reclamación. Si no hay respuesta o no es satisfactoria, lo mejor que puedes hacer es ir en persona a una oficina de la empresa de coches de alquiler. Lo ideal es que esa misma oficina donde recogiste el vehículo. Allí intentaremos hablar con la persona encargada y le haremos nuestra reclamación boca a boca. 

Es posible que te quieran delegar a cualquier otro departamento de la empresa o a otra oficina, haciéndote entrar en la típica espiral de ir de un lado a otro sin resolver nada. Tú intenta hablar de forma firme pero sin llegar a enfadarte ni gritar. De esta manera puedes hacer que el problema se resuelva lo antes posible. Deja bien claro que has esperado los 15 días que te pidieron para responderte a tu reclamación e intenta reflejar tu preocupación y malestar sobre el tema (por supuesto, sin alterte).


Contrata un seguro de alquiler de coches externo.

Como compensación a aquellos que han llegado hasta el final de este artículo, les recomendamos entrar a la web de Insurance Car 4 Hire. Nos llamó la atención este seguro para alquiler de coches de franquicia. Por poco más de 50€ al año se garantiza (salvo algunas exclusiones de cobertura) el pago por daño o robo de un vehículo alquilado, sin importar cuántos alquiléis durante el año ni en cuáles compañías. Si conocéis algún otro seguro de este tipo lo podéis compartir en los comentarios. 

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.