Canarias diferente, ¿qué tesoros culturales ofrece cada isla?

Canarias es conocida por los turistas como un destino ideal para disfrutar del sol y la playa, o en su defecto del turismo de naturaleza. Sin embargo las islas cuentan con interesantes “perlas históricas y patrimoniales” que te harán ver que son mucho más que eso. Los tesoros culturales que ofrece Canarias son muy variados. Nosotros hemos elegido solamente unos cuantos. Este artículo está pensado sobre todo para aquellos amantes de la cultura o que quieren conocer una canarias diferente, alejada del turismo de masas y convencional.



  1. El arte flamenco en La Palma. Esta isla es para muchos una desconocida. Y es que el turismo que oferta no es tanto el de sol y playa. Intenta hacerse un hueco en el turismo verde (senderismo, deportes al aire libre, etc.) y de las estrellas. Pero otro nicho interesante lo tiene en el arte flamenco, sobre todo escultura religiosa. El arte flamenco no es el del baile flamenco sino es el producido en Flandes desde el siglo XV hasta el XVII. Hay una enorme cantidad de obras de arte de este estilo. Esto se debe a la gran cantidad de comerciantes neerlandeses que se establecieron en la isla y que comerciaban con sus países de origen gracias a la caña de azúcar. Ellos llevaban el azúcar ya refinado y a cambio compraban obras de arte. Esto hace que una gran parte de las iglesias y ermitas insulares cuenten con alguno de estos tesoros culturales.
    La virgen de las Angustias es un talla flamenca de comienzos del siglo XVI

  2. Las Raíces y Franco. Tenerife es una de las islas con más visitantes de toda Canarias. Millones de turistas la han visitado para disfrutar de la innumerable cantidad de actividades que ofrece. Pero pocos saben que Las Raíces fue también un lugar clave para que el golpe de estado de 1936 tuviese lugar. En lo que hoy sigue siendo un merendero se reunieron algunos de los futuros golpistas de Tenerife, decididos a derrocar al gobierno de la República. Lo que podría parecer una reunión inocente tenía la intención de convencer a un todavía indeciso Franco a participar en el golpe y posterior Guerra Civil. Hasta hace unos años (2015) en el lugar se elevaba un monolito construido para rememorar esta reunión. Su demolición tuvo lugar para cumplir con la Ley de la Memoria Histórica.  
    Imagen donde todavía puede verse el monumento en recuerdo a la reunión en las Raices y hoy demolido

  3. Gran Canaria, el hogar de Galdós. Benito Pérez Galdós es una joya de la literatura Española, uno de los tesoros culturales del país. No todos saben que el escritor de Episodios Nacionales o Fortunata y Jacinta, entre otras obras, nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1843. Sus primeros “pinitos” como escritor tuvieron lugar en su tierra natal desde muy joven. Una vez terminó de estudiar en el hoy llamado Instituto de Canarias Cabrera Pinto (La Laguna) decidió marchar a Madrid a estudiar derecho. Es ahí donde empieza a escribir en serio, lo que le sirvió para convertirse en uno de los mejores escritores de su generación. En Canarias ha preexistido la leyenda de que marchó repudiando sus islas de origen, pero esto no parece ser otra cosa que algo creado “a posteriori”, ya que todo indica que mantuvo contactos con Canarias toda su vida.
    Pintura de Galdós de mano del pintor Joaquín Sorolla

  4. Lanzarote y Jesús Soto. Muchos se preguntarán quién es este hombre. Este artista de Lanzarote desarrolló importantes obras turísticas en la isla. Sin embargo es un gran desconocido. Debido a su importancia llegó a colaborar varias veces con César Manrique, artista imprescindible para entender Lanzarote hoy en día. La principal obra de Soto es la Cueva de los Verdes. Este impresionante tubo volcánico fue iluminado y adaptado para su visita por Soto, aunque algunos siguen pensando que fue Manrique. La excelente iluminación que fue colocada por él es sin duda uno de los tesoros culturales que convierten esta cueva en una visita impresionante. En Lanzarote se ha hecho todo lo posible para que sea conocido su magnífico trabajo. Sin embargo fuera de la isla, a diferencia de César Manrique, Soto es desconocido. Este es un merecido reconocimiento a un artista que participó en la construcción de la isla de Lanzarote que hoy conocemos.

    La cueva de los Verdes es una de las obras más destacadas del artista





  5. Fuerteventura… ¿y los nazis? Cerca de la paradisíaca playa de Cofete se encuentra una casa abandonada desde hace años. Esta vivienda no es sólo sospechosa por estar deshabitada sino también por la historia que tiene a sus espaldas. Fue construida por el alemán Gustav Winter en 1946. Este ingeniero alemán era considerado como espía nazi que huyó a España para evitar ser condenado. Este hecho hizo que la gente de la isla creara una historia alrededor de él. Entre las versiones que existen es que esta casa se convirtió en “centro de operaciones” para ayudar a los nazis a escapar a América. En la versión más descabellada (y más extendida) existe la idea que bajo la casa hay túneles secretos que llevan hasta un antiguo hangar de submarinos nazis. ¿Curioso, verdad?
    La casa Winter, actualmente abandonada

  6. Otto Muehl en La Gomera. Un hecho curioso cuanto poco. Cuando surge la corriente de la contracultura (más conocido como movimiento hippie) muchos líderes espirituales, artistas, etc.,  decidieron huir de las grandes ciudades. Este fue el caso del ya por entonces consagrado artista Otto Muehl. En la zona conocida como El Cabrito creó una comuna hippie en los años 70. No fue ni la primera ni la última que fundará. La comuna gomera se hizo famosa después de descubrirse prácticas sexuales que incluían violaciones, abuso a menores, etc. Su obra fue como toda su vida, una constante provocación que lo convirtió en uno de los grandes artistas de finales del siglo XX. Aunque en sus últimos años de vida decidió vivir una vida algo más tranquila en Portugal. Este es sin duda otro de los tesoros culturales controvertidos y secretos de Canarias.
    Hoy la comuna de El Cabrito es un hotel abierto a cualquier visitante. FUENTE: Gomera Experience

  7. El árbol herreño que destilaba agua. ¿Es posible que un árbol pueda generar agua por sí solo? Realmente no. Pero sí que puede filtrar agua hasta el suelo si el clima es el adecuado. Y es que en Canarias tiene lugar un efecto único llamado “lluvia horizontal”. Este efecto se produce por nubes bajas en forma de niebla que humedecen con gotitas microscópicas los árboles y la tierra. Llamado el árbol Garoé gracias a este efecto se podía recoger agua en una isla con tanta escasez como El Hierro. Un lugar tan importante que ya desde los bimbaches (pueblo anterior a la conquista) era considerado como sagrado. Pero desgraciadamente unos vientos muy fuertes acabaron por derribarlo en 1610. Actualmente hay plantado un nuevo Garoé que sigue generando agua para los herreños.

    El Garoé un árbol (casi) mágico que daba de beber a una isla sedienta

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.