Grandes monumentos de Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife es una ciudad que desgraciadamente ha perdido gran parte de su patrimonio. Aún así le sobra una gran cantidad que podemos conocer y disfrutar si hacemos turismo en Tenerife. Algunas de ellas son más o menos conocidas por los turistas. Sin embargo otras están totalmente escondidas y suelen ser desconocidas incluso entre los propios habitantes de la ciudad. Nos hemos querido acercar a los quizás los monumentos de Santa Cruz de Tenerife no tan conocidos como el Auditorio Adán Martín o al Castillo de San Cristóbal, pero que también son de total interés. Si viajas a la isla picuda, toma nota de las apasionantes historias que esconden detrás:

Fuerte de Almeyda.

Se trata del proyecto diseñado en 1854 como nueva fortaleza para proteger el puerto de Santa Cruz de posibles ataques. Sin embargo cuando fue acabada 30 años después, su construcción ya estaba anticuada. Su diseño quedaba atrás a las innovaciones en tecnología militar. Esto obligó a buscarle otro uso. Se decidió emplearlo, primero como biblioteca militar y luego también como museo. Hoy en día es uno de los mejores monumentos de Santa Cruz de Tenerife para el turismo, al menos en lo que respecta a los de tipo militar. Esto se debe a que se puede entrar a él y conocer algo sobre la historia militar de la isla y de Canarias. Además de paneles informativos hay cañones, tanques etc.

Fuente: Carlos Teixidor Cadenas.

Teatro Guimerá.

Tiene el honor de ser nada menos que el teatro más antiguo de todo el Archipiélago Canario, al ser inaugurado en 1851. Se fundó con el nombre de Teatro Principal o de La Reina, aunque actualmente lo recibe del célebre escritor, poeta y dramaturgo de origen santacrucero Ángel Guimerá Jorge. Localizado en la Plaza Isla de la Madera (en honor a Madeira) cuenta todo el año con una gran cantidad de eventos que lo convierten en uno de los espacios culturales más importantes de Canarias. El bello interior, de estilo ecléctico, fue reformado a principios del siglo XX con el fin de darle el aspecto majestuoso con el que cuenta en la actualidad.  Sin embargo no pensemos que el edificio está anticuado, pues ha tenido reformas posteriores que han servido para modernizarlo y convertirlo en uno de los monumentos de Santa Cruz de Tenerife más punteros.

Fuente: Diego Delso.

Palacio de la Capitanía General de Canarias.

Construido durante la comandancia de Valeriano Weyler (al que se dedica la céntrica plaza capitalina) fue terminado en 1883, sufriendo algunas pequeñas reformas con posterioridad con el fin de mejorarlo y modernizarlo. El edificio, de estilo neoclásico, es una maravilla de la arquitectura canaria por su gran belleza, a pesar de la sobriedad de su decoración (propio del neoclasicismo). Este edificio vuelve a abrir sus puertas durante el Plenilunio para que los santacruceros o cualquier visitante que quiera pueda ver el interior extraordinario de la Capitanía General ricamente decorado (podrán contemplarse los ricos frescos pintados por Gumersindo Robayna o cuadros de gran valor artístico sobre batallas de gran relevancia sucedidas en Canarias). Uno de los monumentos de Santa Cruz de Tenerife que debemos visitar si tenemos la posibilidad.  

Fuente: Koppchen.

Mercado de Nuestra Señora de África (La Recova Nueva).

Se abrió en 1943 suponiendo el cierre del anterior mercado (actual sala de arte), ya que era necesario ampliar el mercado a causa del gran crecimiento de la ciudad durante la primera mitad del siglo XX. 75 años después el mercado sigue manteniendo su frescura y su funcionalidad, siendo espacio obligatorio para todo el que quiera comprar productos frescos y de primera calidad, tanto canarios como nacionales e internacionales. El edificio es de estilo neocolonial, con un gran patio central y dos plantas de altura que gracias a su gran tamaño favorece la compra de productos frescos mientras se disfruta de su bella arquitectura. Adaptándose a los nuevos tiempos se ha ido ampliando el espacio ocupado por el mercado, construyendo un gran centro comercial (Centro Comercial de la Recova) y un conjunto de kioscos conocidos por el nombre de “Rambla Azul”. Sin duda es uno de los monumentos de Santa Cruz de Tenerife que dejan un gran sabor.

Fuente: Koppchen.

Reloj de Flores.

Fue un regalo del cónsul de Dinamarca en Tenerife, Peder Larsen, quien lo donó a la ciudad en 1958. A día de hoy el Parque García Sanabria no sería el mismo sin este bello monumento fotografiado por habitantes y visitantes de todas partes del mundo a causa de su belleza, al estar siempre decorado con bellas flores siempre bien cuidadas, todas las épocas del año. Hoy además sirve como un punto de encuentro de todos los santacruceros para quedar con sus amigos y familiares. Aprovechar y disfrutar una visita a la ciudad para pasear por uno de los pulmones de la ciudad no parece ser mala idea para conocer los grandes monumentos de Santa Cruz de Tenerife.

Fuente: Diego Delso.

Templo masónico.

Sede de la logia masónica o Sociedad Añaza, se trata de una edificación de gran importancia patrimonial, siendo el mejor edificio de este tipo de Canarias e incluso algunos autores han afirmado que es el más bello de todo el país. La construcción fue proyectada por una comisión de masones en 1899, eligiendo para su construcción la calle San Lucas y para el diseño al arquitecto tinerfeño Manuel de Cámara. Conscientes del enorme precio que iba a tener esta excelente obra en un comienzo se construyó lo básico para su uso, realizando posteriores reformas con el fin de decorarla, obras que no terminarán hasta la segunda década del siglo XX (a pesar de que la logia había abierto sus puertas en 1904). En su espectacular fachada, terminada en 1923, podemos encontrar cuatro esfinges que hacen referencia a los trabajos masónicos, secretos y ocultos. También vemos dos columnas, que junto al ojo localizado en el tímpano superior representan a Dios o Gran Arquitecto del Universo.  El templo fue desmantelado por el franquismo y recuperado. Desde 2007 es Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento.

Fuente: José Mesa.

Palacio de Carta.

Localizado en la céntrica Plaza de Candelaria, es sin duda uno de los edificios civiles más interesantes que hay en la ciudad. Construido por el rico comerciante de origen palmero Matías Rodríguez Carta, fue terminado en 1752 y por sus características se convierte en uno de los más representativos del barroco canario. Además de ser vivienda de la familia Carta en el siglo XIX fue sede de la Capitanía General de Canarias (antes de estar en la Plaza Weyler), sede del Gobierno Civil del archipiélago y posteriormente propiedad del Banco Español de Crédito (Banesto). Actualmente es propiedad del ayuntamiento de la ciudad quien le está dando nuevos usos.

Fuente: Carlos Teixidor Cadenas.

Barrio fundacional de la Concepción.

Es un espacio lleno de sabor dentro de Santa Cruz de Tenerife donde se ha logrado fusionar el gusto colonial de su arquitectura, principalmente de los siglos XVIII y XIX, con una de las principales zonas de ocio de la isla en una de sus calles más conocidas (La Noria). El barrio en sí es uno de los monumentos de Santa Cruz de Tenerife gracias a esta mezcla de tradición y modernidad, un lugar sea único en todo el archipiélago. Entre otros aspectos de interés en la iglesia de la Concepción, Patrona de España, se encuentra guardada la supuesta cruz fundacional que trajo consigo el Adelantado Alonso Fernández de Lugo. También esculturas religiosas de gran valor artístico. Además fue en este barrio donde se realizaron los primeros asentamientos del pequeño pueblo portuario que hoy se ha convertido en una gran ciudad (el nombre de “Fundación” para la parada del tranvía de Tenerife cercana a la iglesia es por esta razón).

Fuente: Obduliez.

Plaza de la Candelaria.

Antigua plaza del puerto, siempre ha sido el conjunto de monumentos de Santa Cruz de Tenerife más relevantes, al haberse sucedido en este mismo lugar algunos de los acontecimientos históricos más destacados de la ciudad y de la isla. A pesar de haber sufrido algunos cambios a lo largo de su historia, la plaza continúa teniendo su encanto. De los monumentos más destacados está el conocido con el nombre de “Triunfo de la Candelaria” u “Obelisco de la Candelaria”, obra de arte de gran valor esculpida en mármol de Carrara con toda probabilidad por el artista italiano Pascuale Bocchiardo por petición de Bartolomé Antonio Montañés. Fue inaugurado en 1768 (algunos autores afirman que diez años después) y ha sufrido cambios, ya que en unas obras durante 1928 fueron retiradas cuatro esculturas de niños sobre delfines que estaban bastante deteriorados. En la base del obelisco se encuentran cuatro guanches ya que se intenta simbolizar su conversión al cristianismo y en lo más alto está la estatua de la virgen.

Fuente: Koppchen.

Plaza del Príncipe.

Su nombre completo es del de Plaza Príncipe de Asturias, aunque popularmente se ha excluido esto último. Le fue puesto en honor al hijo de Isabel II, en ese momento Príncipe de Asturias y que posteriormente será el rey Alfonso XII. Hasta principios del siglo XIX había sido la huerta del convento franciscano de San Pedro de Alcántara, convertido en plaza en 1860 después de haberse realizado una remodelación. En ella se encuentran algunos de los más intereses monumentos en Santa Cruz de Tenerife. La plaza ha sufrido ciertas modificaciones: prácticamente desapareció una fuente de hierro de gran tamaño ahí colocada en 1871 y de la que únicamente queda la parte superior, hoy colocada en un lado de la plaza. Otro caso fue la construcción a finales de los años 20 de un templete que hoy es usado ocasionalmente como escenario para grupos musicales (fundamentalmente la banda municipal). Además a finales de los 90 se colocó en la plaza una estatua de bronce y acero del artista belga Hanneke Beaumont que recibe el nombre de “Courage” y hace pocos años se incluyó una estatua del conocido murguero Enrique González Bethencourt.

Fuente: Koppchen.

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.