Cuánto cuesta hacer el Interrail y cómo hacerlo más barato

Una de las principales preguntas cuando nos planteamos recorrer Europa es cuánto cuesta hacer el Interrail. Esta es una forma de viaje (o más bien una ‘experiencia de viaje’) muy popular debido a su bajo presupuesto. Se trata de ir cargados con una única mochila, dormir en alojamientos baratos y moverse de un sitio a otro sin despegar los pies de la tierra. De todo esto hablamos muy detalladamente en cómo hacer el Interrail: guía, consejos y todo lo que hay que saber. Pero en este artículo vamos a dar un paso más allá, ¡y con datos en la mano! Cojan la calculadora que vamos a ver cuánto cuesta hacer el Interrail.




Nosotros recorrimos Europa central el pasado verano de 2017. Fue el viaje más largo de nuestras vidas hasta entonces, un total de 18 días en los que vimos 10 ciudades: Verona – Venecia – Liubliana – Budapest – Bratislava – Viena – Brno – Praga – Dresde – Hamburgo. Al ser un viaje complejo y como somos muy económicos (por no decir ‘raterillas’), decidimos tomar nota de todos los gastos del Interrail en una libreta. Queríamos no sólo saber cuánto cuesta el Interrail, sino también controlar nuestro presupuesto de viaje y ver qué tal nos comportábamos de cara a próximas salidas por el mundo.

Estimamos en un principio que hacer el Interrail nos costaría alrededor de unos 1.200 euros. Al regresar a casa y sumar todos los gastos del Interrail no pudimos estar más orgullosos con el resultado, pero no adelantemos datos (esto es un cliffhanger en toda regla para dejaros con la intriga y no os despeguéis del artículo). Demostrada nuestra manera barata de hacer el Interrail, os vamos a confirmar cuáles son los trucos que llevamos a cabo antes y durante el viaje:
 

Planea ciudad de ida y vuelta en función del billete de avión.

Se nos antojaba conocer las principales ciudades de Europa central. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Y dónde acabar? Cuatro meses antes miramos en Skyscanner posibles destinos en nuestras fechas elegidas y nos decidimos por Verona como punto de partida (27,99€ por Ryanair desde Madrid) y regresar desde Hamburgo (34,99€, lo mismo). Fue una buena elección porque hicimos el recorrido en media luna, de sur a norte.

Nótese lo ilusionados que estábamos al iniciar nuestro viaje, en Madrid.

¿Interrail? No, mejor bus.

Ya lo vinimos diciendo en el artículo en el que enfrentamos Interrail VS Interbús: ¿qué viaje merece la pena?, y lo corroboramos tras la experiencia. Viajar en bus es mucho más económico que hacerlo en tren. ¿Cuánto cuesta hacer el Interrail? Pues dependerá de vuestra edad, del número de días en que viajéis y de los países que vayáis a recorrer. Nosotros tomamos como medida el Global Pass de 15 días para adultos, que costaba 418€ (y a fecha de hoy 421€, la subida de precios es constante). Comparamos el precio con los sucesivos billetes de bus entre nuestras ciudades destino y finalmente la diferencia se redujo a casi el triple.

Estación de bus de Brno, en República Checa, todo tan exótico.

Alojamiento, whatever you want.

Cuando hablamos de cuánto cuesta hacer el Interrail a menudo metemos en el bombo los albergues. Es el alojamiento básico de un mochilero. Los hay que cuestan 5€/noche, pero a saber en qué condiciones. Nosotros somos muy tiquismiquis en este punto y teníamos claro que queríamos habitación para nosotros solos y baño privado, a ser posible. No por ello se nos fue el presupuesto de las manos. La habitación más barata fue en Budapest, 15€/noche, cerca de la Estación Internacional de Keleti y tenía una cacho habitación… La más cara fue en Hamburgo, 32,16€/noche. En un anterior artículo os dimos nuestros 5 consejos para elegir un buen hostal (y no quedarte ‘colgao’). También hubo un par de noches que dormimos en bus durante trayectos largos, lo que nos ahorrábamos dinero en alojamiento y tiempo aprovechable.

Uno de los hosteles más memorables, el de Budapest (y no son las casillas del Vip Noche). FUENTE: Airbnb.

¿McDonald’s o comida típica?

Pues ambas formas están bien. No se puede viajar sin experimentar la gastronomía de cada lugar, porque también es un viaje para el estómago. Antes del Interrail David realizó una búsqueda exhaustiva de sitios baratos donde comer en Viena, Liubliana, VeneciaVerona y todos fueron a pedir de boca sin que la cartera saliese perjudicada. Pero seamos sinceros, la comida rápida sigue siendo más barata que la tradicional. Combinamos ambas alternativas como una balanza, para que el ahorro y la experiencia gastronómica ganasen a partes iguales.

Una de las experiencias más placenteras, comer pasta sentado sobre un canal de Venecia.

No te olvides del bocadillo.

Esta es una razón aparte a la hora de calcular cuánto cuesta hacer el Interrail, ya no sólo por el precio. Está claro que si vamos al supermercado a por refrescos, sandwiches o agua va a resultar (infinitamente) más barato que en un restaurante. Nosotros lo hicimos así esencialmente para el desayuno. Un zumito, unas galletitas y otros caprichos. Pero el ‘factor bocadillo’ tiene otra ventaja y es que nos permite ahorrar tiempo. Visitar una ciudad en uno o dos días tiene un alto precio y es ir a todo trapo. En Viena funcionamos mucho con el ‘factor bocadillo’ porque entre museo y museo nos comíamos uno para no perder tiempo pidiendo mesa.

Un frankfurter en Viena nunca “viena” mal…

City Cards, la alternativa más económica de conocer la ciudad.

Amamos los museos y los lugares más señeros de cada ciudad. Pero, claro, no todo es gratis como en Londres. Desde nuestro viaje a París con la Paris Museum Pass aprendimos lo que nos podemos ahorrar visitando museos pagando un único precio. Muchas ciudades lo tienen e incluso pueden incluir transporte público. Aún así conviene informarse previamente para comprobar si merece la pena. Por lo general sí, sobre todo en Viena que nos ahorramos unos 120€. Hay casos en los que no, como en Praga, ya que la mayoría de las ofertas eran descuentos o gratuidad en lugares que no nos interesaban.

Nos hicimos con la Dresden Welcome Card en la misma estación de tren, y así no se pierde tiempo.

Free tours, que nos lo expliquen pagando lo que quieras.

También nos hemos aficionado a esta modalidad de conocer las ciudades desde nuestro viaje a Toledo. La Wikipedia sola no basta. Está bien que alguien que viva en la ciudad te lleve por lugares increíbles y te hable de anécdotas que no salen en las enciclopedias, y que al final de la ruta pagues en función de lo que te haya gustado (si no, no pagas). Nosotros debatimos si los free tours valen la pena porque hay gente que se opone.

Free tour en Hamburgo, ofrecido por Robin and The tourguides.

Otros gastos, sin pasarse.

Hay quien va de viaje como quien va de compras. Eso está bien si vas a Nueva York, que mucha gente vuela para renovar su armario. En un Interrail no hay que pasarse porque vamos a lo que vamos. Como mucho volvemos con souvenires y postales. En mi caso comparo precios en cada tienda, ya que el centro está lleno de lugares y muchas veces pasamos repetidamente por delante. Un heladito, ir al baño sólo cuando es necesario (en Europa los aseos públicos cobran entre 0,30€ y un euro), un agua…

O un trdelnik en Praga. Y ahora, decidlo rápidamente cerrando los ojos.

Creo que no se me queda nada. Hemos hablado de todo lo hay que saber sobre cuánto cuesta hacer el Interrail. Hay ciudades más baratas en Europa, otras caras, y eso también depende de tu presupuesto de Interrail. En cualquier caso todos estos consejos son amoldables a cada destino (que no equiparables entre sí). Ahora bien… ¿cuánto nos costó el viaje de 18 días por 10 ciudades de Europa Central? TAN-TATA-CHÁÁÁN:

  • Aviones: 62,98€
  • Buses: 122,60€
  • Alojamiento: 372, 98€
  • Comida, museos y resto de gastos: 567,98€





Y todo esto hace un total de 1.126,54€. Nuestro presupuesto de Interraíl planteado fue algo mayor que lo finalmente gastamos. Unos 68,58€ por día, nada mal. Hacer el Interrail es económico si os lo montáis bien, pero mucho más barato si tomáis nota de estos consejos, mis niños.

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.