Museo Nacional Húngaro, una experiencia histórica

El Museo Nacional Húngaro, en Budapest, es uno de esos preciosos edificios neoclásicos  que hemos visto. Con sus grandes escaleras de entrada que casi parece que vamos a entrar al Congreso de los Estados Unidos. ¿Y qué decir del interior? Más monumentalidad todavía. Sus colecciones son también dignas de admiración. Gracias a ellas casi podemos decir que durante nuestro tour #EuropaCentra2 nos dimos dar un viaje por la historia de todo el país.




Esto se debe a que en el Museo Nacional de Hungría se recogen restos arqueológicos desde la dominación romana casi hasta nuestros días. Esta es, sin duda la más importante y numerosa del país. De este histórico museo (de gran simbolismo para el país) destacan, entre los muchos objetos que guarda, las monedas, libros y manuscritos varios. También se conservan en su interior la corona real o un piano que perteneció a Beethoven, entre otros.

La historia que nos cuenta el Museo Nacional Húngaro llega hasta la década de 1990, momento en el que el país se restablece como una democracia de nuevo (tras varias décadas como república popular, es decir, comunista). Posiblemente este sea uno de los museos más interesantes que se puedan visitar en el país. Sus amplias colecciones son de gran interés, incluso para aquellos que no estén tan interesados en la historia nacional o en la arqueología.   
 

FUENTE: Tripadvisor.

Nosotros especialmente recomendamos la visita al Museo Nacional Húngaro, sobre todo a aquellos amantes de la historia y la arqueología de Europa. Sin duda a ellos no les va a defraudar. Pero es cierto, que como otros muchos museos del mundo, se hace necesario  que se vayan modernizando las instalaciones, haciéndolas más interactivas y adecuadas a los nuevos tiempos.

Aunque esto no es excusa para no pasar por el Museo Nacional Húngaro. En sus siete amplias galerías discurre toda la historia del país, incluso antes de su surgimiento. Además no podemos dejar de ver las joyas de la corona y el manto de coronación de los reyes de Hungría desde hace casi mil años. Eso sí, olvidaos de sacaros fotos con estas piezas por la cara. Hay que pagar un derecho por hacerlas a la entrada.
 

Esta es una de esas fotos que tenemos que coger “prestadas” por no haber pagado. FUENTE: Expedia.

El precio de la entrada del Museo Nacional Húngaro no es especialmente caro. Al cambio os costará menos de 6€, de manera que no os vais a arruinar con la entrada. Si eres europeo y menor de 26 o mayor de 75 te cuesta todavía menos. Tiene un buen horario, puesto que abre de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas. Solamente cierra el lunes por descanso del personal.

Un espacio de gran interés que no te debes perder en caso de que visites Hungría. Seguro que el Museo Nacional de Hungría os gustará.

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.