Los ‘free tour’ en los viajes por libre: ¿valen la pena?

Lo más trendy-cool-superchachi que hay actualmente cuando visitamos una ciudad o un pueblo es hacer un Free Tour. El nombre de visita “gratuita” solemos decirlo en inglés, ya visitemos Nueva York o Salillas de Jalón. Sinceramente tiene bastantes cosas buenas y nos permite conocer algo más sobre un lugar que queremos visitar. Sin embargo también tiene una parte oscura. Así es cómo los hemos vivido.




Para empezar, aunque lo llamemos free tour realmente no lo es. En realidad se le conoce así porque somos nosotros los que, al final de la ruta, ponemos precio al guía. Esto nos lo indicará siempre el guía y se basará en si nos ha gustado o no, cómo nos ha explicado y cómo ha hecho el recorrido. Sinceramente está muy bien. Por lo general hemos pagado entre 4 ó 5€ por cabeza. Hay gente que da más. 

Nosotros es verdad que somos más de buscar información antes y después de ir al lugar y verlo por libre. Pero en nuestras experiencias, el free tour siempre nos ha garantizado que vamos a ver mucho más y conocer curiosidades muy difíciles de saber si no eres local o has estudiado en profundidad sobre el destino turístico. De manera que sí, merecen la pena.
 

Nuestro primer ‘free tour’ con Cuéntame Toledo, que fue de lujo.

Parten de la plaza principal y suelen ser bastante cortitas, no más de una o dos horas en total. Así que si estáis más de un día (o todo el día) por el lugar, está requetebién. Aprendes algo más sobre la historia local y luego puedes seguir haciendo tus rutas como tenías pensadas. Hay veces que mucha de la información ya la conoces, pero la verdad es que por lo general suelen ampliártelas con creces.

Como es free tour pues los guías son de todos los gustos y colores. Algunos podrán gustar más que otros y es cuestión de suerte. Aunque, siendo realistas, eso es lo más normal cuando se hace también un tour de pago.
 

Praga era el paraíso de los ‘free tours’ (aparte de que ese día estaba lloviendo).

Quizás lo más molesto es que en el free tour te van a intentar colar otras rutas (ya de pago) que hace su empresa. De todas formas no tienen más remedio. Este tipo de tours no se hacen por amor al arte. La mayoría de las empresas intentan captar clientes sobre la marcha. Ya vosotros elegís si luego queréis hacer o no otro paseo por el destino o prefieres viajar por libre.

Os podéis librar de este tipo de gente si encontráis free tours que no forman parte de empresas sino que lo hacen por libre. Cada vez está más de moda que gente local quiera enseñar su ciudad y de paso llevarse unos euros extra al mes con ello. Si nos libramos de empresas tendremos la ventaja de que no nos van a intentar vender otros tours. El contra es que son más difíciles de encontrar (por lo general por web).
 

El ‘free tour’ en Hamburgo fue a cargo de Andrés Süsmann y The Robin and The Tourguides.

En conclusión, recomendamos que si estáis en una ciudad o en pueblo interesante veáis si cuentan con algún free tour. Gracias a ellos conoceréis cosas que es muy difícil que encontréis en Internet o en cualquier otro lugar. Además es de lo más cool.

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *