¿Qué pensamos ver en Hamburgo?

Todo lo bueno tiene que acabar. Incluso nuestro viaje de “Interbús” por el centro de Europa durante 15 días. En los dos días restantes que nos quedan del tour nos vamos a centrar en qué vamos a ver en Hamburgo. La ciudad es una potencia comercial y portuaria en  Alemania. Esto la convierte en una de las mayores urbes de todo el país.

A pesar de lo que podáis pensar por su nombre no hay ningún indicio de que aquí se inventaran las hamburguesas. Cuidado con quien quiera meteros esa trola 😆. Lo que sí está claro es que desde la Edad Media fue una ciudad comercial importante que llamó a muchos burgueses a vivir ahí (y es lo que le da el nombre de verdad). Hamburgo es la capital del Estado Federal del mismo nombre integrado en Alemania.

Dejando la clase de historia y política pasamos al lío,  hablar sobre qué vamos a ver en Hamburgo o al menos vamos intentarlo:
 
Que nos gustaría ver en Hamburgo.

En una ciudad con casi dos millones de habitantes siempre hay cosas que ver. Posiblemente uno de los primeros lugares a visitar por nosotros sea el Deichtorhallen de Hamburgo, un centro de arte muy importante dedicado a la fotografía y al arte contemporáneo. En nuestro perfil algo más travieso se puede considerar como otra opción el Chocoversum, el museo del chocolate.

¿Un museo donde aprendes a entender lo que vive una persona ciega todos los días? Pues esta es la oportunidad que nos da Diálogos en la Oscuridad. Un lugar la mar de interesante para descubrir y donde también puedes cenar a oscuras (con previa cita). Entrando ya en el puerto quizás hagamos una parada en la oficina de información turística (no está de más saber un poco más). Además espero que estemos de humor para ver el Miniautr Wunderland.

Otro de los imprescindibles que ver en Hamburgo es el edificio de la Filarmónica de Elba. Esta construcción es una sala de conciertos de estilo moderno y que impresiona. Con esta ruta lograríamos además ver parte del puerto. Volviendo sobre nuestros pasos hasta llegar al Stellahaus, un edificio construido en el siglo XIX y ampliado unas décadas después en el siglo XX. Hoy se usa como edificio de oficinas. Destaca por su decoración expresionista.

Luego iremos hasta la iglesia de Santa Catalina. Este es uno de los edificios más antiguos de la ciudad, por lo que es un lugar que hay que ver en Hamburgo. Aunque parte de la construcción data del siglo XIII hoy es una iglesia luterana. Destaca el órgano de la iglesia, que en el pasado era considerado uno de los mejores del país. Tuvo que ser reconstruido después de su destrucción durante la II Guerra Mundial.
 

Hamburgo es nuestra última parada. Aquí el ayuntamiento de la ciudad. FUENTE: Carmelo Bayarcal.

 
Después seguiríamos hasta la iglesia de San Nicolás. De estilo neogótico fue una de las  más importantes iglesias de la ciudad. Sin embargo quedó prácticamente derruida tras la II Guerra Mundial. Por el estado en el que estaba se decidió convertir sus ruinas en un monumento conmemorativo al desastre de la guerra. Hoy en día se puede subir a la torre donde conocer algo más de su historia y es un lugar perfecto para hacer fotos de Hamburgo.

Una vez vista esta zona nos gustaría contemplar el ayuntamiento de Hamburgo (Rathaus). Desgraciadamente el edificio no es el original, de estilo gótico. Éste fue construido en el siglo XIX después de que un incendio acabara con el anterior. La actual construcción es de estilo neo-renacentista e historicista. También contemplaremos la fachada de la Cámara de comercio y la antigua Iglesia de San Nicolas (subiendo en ascensor). También pasear por las casas antiguas que hay en las calles Deichstrasse y Cremon es otra de las opciones para ver en Hamburgo.

Visitaríamos luego el Teatro Thalia, bastante cercano del ayuntamiento. Tras ello seguiremos en dirección al Kunsthalle, el museo de arte de la ciudad. Seguiremos en dirección a la Ópera del Estado de Hamburgo y luego en dirección al Millerntor-Stadion o de San Paul. Finalmente acabaremos nuestra ruta en la Iglesia de San Miguel, una iglesia que saca el hipo. Destaca sobre todo por su torre, conocida con el nombre de Faro de Sankt Michaelis, donde hay unas vistas únicas de la ciudad.

Y colorín colorado, nuestro viaje se ha acabado. Vamos a estar dos días en la ciudad pero no sabemos qué mas ver en Hamburgo. En caso de que nos sobre tiempo ya decidiremos si visitar otra de las ciudades cercanas para aprovechar el tiempo.
 
DÓnde comer en HAMBURGO.

Y ahora, vamos al papeo. Decir dónde vamos a comer en Hamburgo es complicado, sobre todo viendo que los sitios que hay que visitar están bastante dispersos por toda la ciudad. Pero no está de más tener una idea aproximada sobre lugares donde llenar la barriga.

Cercanos a nuestro hotel incluiremos el Feinbeisser-Lounge, un lugar con menú muy bien de precio y que suele cambiar cada poco tiempo. Para el desayuno o para un almuerzo barato llama la atención el Fresh Food Factory, un restaurante-cafetería con buena pinta (y buenos precios). Si queremos un restaurante vietnamita cercano a nuestro hostel deberíamos animarnos a ir al Hallo Vietnam. Para la comida italiana el Pic-A-Deli.
 

La hamburguesa fue inventada en Hamburgo… ¡Que no, que es broma! FUENTE: jeffreyw.

 
Un lugar llamativo bueno para comer en el centro de Hamburgo (en zona turística) es el Edelcurry, un  lugar donde comer comida rápida típica de alemana (más allá del currywurst). También destacan (más cerca de nuestro hostel) el Quan Do (asiática), Frau Moller (alemana) y el Thai&Indischen Restaurant Curry Lounge (india). Todas ellas tienen buenas críticas.

En el lado opuesto a nuestro hostel encontramos algunos lugares interesantes. Para desayunar (famoso por su buffet libre a 6€) está el Cafe May. Uno es el Zum schellfischposten, un pub marinero tradicional de Hamburgo, ideal para tomarnos un café o una cerveza. Otro lugar para ya comer algo más contundente es el Bruecke 10, un restaurante especializado en marisco y productos del mar. Famosos por sus bocadillos de pescado. Para comer italiano tiene una muy buena pinta el Pizza Bande.
 
Dónde alojarnos en Hamburgo.

Para poder ver en Hamburgo todo lo que queremos elegimos un hostel que está en una zona no muy alejada del centro. Además este es posiblemente uno de los  mejores alojamientos de los elegidos en el viaje. Tomamos la decisión de quedarnos ahí para mimarnos un poco. Nos vamos a quedar en el Hotel Hostel St. Georg.

Se trata de un hotel de diseño la mar de peculiar cuyo aspecto nos encantó. Además las críticas que ha dejado la gente sobre él son muy buenas. Es por eso por lo que nos decidimos por este lugar. Nada mejor que despedirnos de nuestro gran viaje por todo lo alto.

Como siempre os invitamos a hacer propuestas. ¿Un restaurante céntrico muy barato y de comida del 10? ¿Sitios que nos recomendáis o que creéis que mejor ni nos pasemos por ellos? Y para los que aún no han organizado su viaje por Hamburgo, esperemos que esto les sirva de guía. Ya sabéis. Esperamos vuestras propuestas, como siempre.

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *