Hacer el Interraíl: guía, consejos y todo lo que hay que saber

Si tienes decidido hacer el Interraíl, pueden pasar dos cosas: que quieras organizar el viaje o no. Muchos mochileros prefieren dejarse llevar y que el tren les lleve a cualquier parte, que una vez allí ya se las arreglarán. La improvisación forma parte de la filosofía del Interraíl. Pero si es tu caso, entonces este artículo no te servirá de mucho. Nos gusta la aventura pero reconocemos ser algo obsesos con la planificación: qué países visitar, qué llevar en la maleta, la hora de salida y llegada de los transportes, el alojamiento y su ubicación… Y así no perder ni un sólo minuto en nuestro viaje. Si eres como nosotros, agarra el lápiz (o márcanos como ‘favorito’ en tu navegador), que te decimos todos los pasos a seguir para hacer un Interraíl bien preparado.




A decir verdad, nosotros no vamos a hacer (o hicimos, si nos lees más allá de agosto de 2017) el Interraíl como tú lo conoces. Nos planteamos una alternativa en cuanto al transporte: coger el bus en vez del tren. En este enlace verás que nos salía más rentable viajar por carretera después de averiguar todo lo “averiguable” sobre el Interraíl. Pero hay muchos puntos en común porque igualmente se trata de recorrerse diversos países de Europa. Basándonos en nuestra experiencia, te comentamos cómo nos preparamos a la hora de hacer el Interraíl (que al final fue “Interbús”):
 

Qué países escoger.

  • Hay 50 países europeos para elegir (sólo 30 válidos con el pase de Interraíl). Con este dato ya te habrán entrado dolores de cabeza… Tranquilo. Sopesa las siguientes cuestiones que te damos para una elección acertada.
  • Piensa en los países que más te llaman más la atención (aunque lo recomendable es visitarlos todo al menos una vez en tu vida).
  • O bien decide visitar la Europa más barata si eres viajero low cost. La web Precios Mundi es un comparador de las economías entre un país y otro. Puedes comparar cuánto te sale un café aquí y allá y así tener la cartera preparada.
  • Qué tipo de viaje quieres hacer. ¿Disfrutar de la naturaleza en Croacia? ¿Recorrer museos en Italia? ¿Vivir el sol y la fiesta en Grecia? Dependerá de tu interés y las atracciones que quieras aprovechar.
  • Las dimensiones de cada país es importante. No es lo mismo visitar Alemania, que tiene montones de ciudades, que Macedonia (¡sin desmerecer a Macedonia!). Ver un sitio u otro llevará su tiempo correspondiente.
  • El número de atracciones por ciudad también influye. Nosotros por ejemplo decidimos pararnos tres días en Viena, que tiene un buen repertorio de palacios, mientras que en Bratislava decidimos verla en un día. ¿Cómo saberlo? A la hora de diseñar nuestro planning buscamos en Google “cuántos días merece ver XXX”. Te encontrarás con muchos post de colegas viajeros que te lo indican en sus tips.
  • La cercanía de los países. Es una obviedad pero había que ponerlo. Vas a ver Francia y luego directamente a Bulgaria, ¿sin pasar por los cuatro países que hay entre medias? Si es lo que quieres… Pero perderás tiempo de viaje (y preciosas ciudades por el camino).
  • El tiempo del que dispongas te recortará o ampliará tu agenda de países.
     

    FUENTE. Flickr (Lega Traveler).

 

Qué pase de Interraíl comprar.

En relación a aquel ultimísimo punto, tenemos otro de los grandes retos a la hora de hacer el Interraíl: decidir la modalidad de pase si lo que quieres es viajar en tren. Esta opción ofrece actualmente diversos billetes que varían en función de lo que quieras ver, cuánto tiempo moverte en tren y qué comodidades disfrutar. Éste sería el desglose:

  • Global Pass. Te permite circular por los 30 países válidos. A su vez se divide en Continuous Pass (puedes viajar todos los días dentro del período de un mes, o de 22 o 15 días) y en Flexi Pass. Éste es el low cost de los pases porque dentro de un período de tiempo sólo puedes viajar “X” días. Por ejemplo, 5 días dentro de 15 días, 7 días dentro de un mes (el más popular), 10 días dentro de un mes (el que nosotros recomendamos), o 15 días dentro de un mes.
  • One Country Pass. Efectivamente, puedes moverte libremente en tren dentro de un mismo país. Por eso sale más económico que el anterior, aunque su precio varía entre los países: desde 43€ (Macedonia) hasta 159€ (Alemania, Francia, Gran Bretaña). Éste sólo tiene la modalidad Flexi Pass con 3, 4, 6 y 8 días dentro de un mes.
  • Premium Pass. Es una variante nueva del One Country Pass que añade ventajas como las reservas gratis, descuentos en taxi y excursiones, y viaje gratis de un niño por cada adulto que lo pague. Por el momento sólo está disponible para Italia y España, y en un período de 8 días dentro de un mes.

 

A su vez todos los precios que os hemos comentado variarán en cuanto a otras opciones: si quieres viajar en primera o segunda clase, si eres menor de 26 o mayor de 60, si sois familia… El propio Interraíl tiene una guía de todos los pases por si queréis ampliar información en este enlace. Los podéis comprar en la misma web o en las estaciones de trenes (en tu propio país, incluso).
 

FUENTE Life in Road.

 

Cómo salir y volver a casa.

Los beneficios del pase de Interraíl no incluían el transporte desde tu país de residencia al próximo destino (ahora con el Goblal Pass sí que te viene un viaje de ida y otro de vuelta). Lo natural es salir desde otro punto. Nosotros, como es habitual, nos pillamos billetes de avión con el “tito Ryan” desde Madrid. ¡Fue lo primero que hicimos antes de elegir qué países visitar! Pero sí que tuvimos clara la zona (en nuestro caso, Europa central). Una vez comprados los asientos en Ryanair, configuramos la ruta.



Reservas de trenes y qué horarios.

Antes de elegir el alojamiento hay que tener muy en cuenta el horario de los trenes. ¿Por qué? Van a haber recorridos de muchas horas entre una ciudad y otra de las que hayas elegido. Por eso es mejor tomar un tren nocturno para no perder esas horas del día, que son más útiles para hacer turismo a pie de calle a la luz del sol. Otra ventaja de los trenes nocturnos es que te ahorran el alojamiento.

Saber de qué horarios disponen los trenes es fácil: bájate la app Raíl Planner a tu móvil desde aquí e indica fecha y ciudades de salida y llegada. Te presentará montones de opciones para ese día, y escoge el horario que más te convenga (te resultará llamativo ver que habrán conexiones rojas y otras en verde, que lo que quiere decir es que la roja es en tren de alta velocidad, y en verde es en tren regional). Eso sí, ten en cuenta que son horarios orientativos, porque la app no te asegura que sean los definitivos.

Ahora bien, al hacer el Interraíl quedas atado a las reservas de los trenes, que son obligatorias hasta dos días antes (sobre todo en el caso de los trenes nocturnos). De este asunto también os hablamos en el debate de si era mejor Interraíl o Interbús. A la hora de preparar el viaje por Europa, fue en este mismo punto cuando nos desmarcamos de hacer el Interraíl. Vimos que además de comprar el pase también habría que pagar por la reserva anticipada de algunos trenes. A veces son gratis, a veces cuestan 155€… Este GRAN inconveniente también mata a esa filosofía de espontaneidad que viene pregonando el Interraíl. Si queréis saber cómo organizarse con las reservas, en su web os dan los detalles.
 

FUENTE: Trenes Europa.

 

Alojamiento y cómo buscarlo.

A ver… Históricamente (o al menos así nos lo han vendido) el mochilero que se decide a hacer el Interraíl lo hace bajo unas pautas baratas y sociales al mismo tiempo. Vamos, que estamos hablando de dormir en albergues. Desde luego que son los alojamientos más baratos (viajes o no en Interraíl). Además te permite seguir conociendo a mucha gente, sea en el salón, en el baño compartido, o en ese cuarto con 16 camas.

Deduces bien del anterior párrafo que nosotros no somos muy “albergues-friendly” y optamos por un alojamiento que se aleja de nuestra etiqueta de “rastreros”. Nos hemos buscado hostales, preferiblemente con baño privado. Nosotros estamos muy curtidos en albergues, sobre todo cuando hicimos el Camino de Santiago. Por eso sabemos que después de tanta caminata recorriendo ciudades y de estar molidos en bus, merecemos un descanso de reyes. Aparte de todo esto, alquilamos un apartamento porque incluía lavadora, que es un gran apaño si viajamos muchos días con poca cosa.

De todas formas dar tanto con una opción como con otra es similar en su búsqueda. Nosotros utilizamos Booking, Budgetplaces y Airbnb (aunque al final no acabamos reservando con ésta última). A Trivago le dimos pasaporte porque no te pormenoriza los detalles del alojamiento y sus condiciones como los anteriores buscadores. A su vez, utilizamos el mapa de tales sitios, más que buscarlos por orden de precio o puntuación. Hay que tener en cuenta algo importante: cuanto más cerca de la estación, mejor. Como nosotros tomamos transporte a primera horas del día, nos ahorramos así problemas en levantarnos temprano pero sobre todo el no llegar tarde, como nos ocurrió casi una vez en el bus de París a Colonia, que tuvimos que pillar taxi para no perderlo.

¡Ojito con los “no incluído” en el precio! La mayoría de los precios cuentan ya con los impuestos turísticos y el IVA. Pero ciertos alojamientos cargan un extra de limpieza por estancia. Los hemos visto desde 15 a 35€. Así que mirad todas las letras pequeñas en los buscadores de alojamiento a la hora de hacer el Interraíl. Para todo lo demás, consultad nuestra guía de búsqueda de hostales baratos y cómodos.
 

FUENTE: Wikipedia.

 

Qué llevar en la mochila y consignas en estaciones.

Hacer el Interraíl tampoco es cosa fácil. Vas a estar muchos días fuera de casa y tendrás que ir con lo necesario, pero también con lo justo. No hay que llevar demasiado peso. Ten en cuenta que estaremos permanentemente en movimiento y andaremos de acá para allá con nuestras cosas. Cuando lleguemos al alojamiento podremos quitarnos los bártulos de encima. Pero si queda lejos, es una pérdida de tiempo ir y volver al centro. O bien la sigues llevando contigo o la dejas en las taquillas de consigna.

Muchas estaciones (y aeropuertos) de Europa disponen de este servicio. En el caso de las pequeñas ciudades sí que podrías encontrarte sin ellas. ¿Desventajas de las consignas? Por supuesto que son de pago, pero es algo que no le vamos a echar en cara. Su precio oscilará entre 1€ y 8€ por bártulo. Otro problema es el horario. Por lo general permanecen abiertas 24 horas, pero puede que cierren su acceso durante la noche. Esto es malo si sales muy tarde o muy temprano de la ciudad. Pero, oye, ya es algo.

En relación a qué llevar, todo dependerá del tiempo en el que vas a hacer el Interraíl y lo que entiendas por necesario. Para nosotros son cuatro mudas de ropa, un pantalón más, la cartera con su documentación correspondiente, pasaporte (si cruzas a países no integrados en la Unión Europea), teléfono móvil y su cargador (y otro externo, por si te pasas dando mecha a la batería). En principio los alojamientos entregan material de aseo y toallas. Algunos te lo cobran como extra (en el caso de los albergues, descártalo todo). En nuestro caso llevamos un pequeño neceser con productos de tamaño de viaje y reutilizables, o sea, que compro los botes vacíos en el Primark y los lleno con champús de casa. Importante también la pastilla de jabón, con la que lavaremos la ropa (en el lavamano del hostal, seguramente) según pasen los días para poder reutilizarla.
 

FUENTE. Seat 61.

 

Tarjeta Sanitaria Europea… O seguro de viaje.

Creemos que este punto es imprescindible si vas a hacer el Interraíl. Es decir, llevar contigo un seguro sanitario. Desde aquí os deseamos un muy buen viaje y que a nadie le ocurra nada. Pero, ¿y si ocurre? Más vale prevenir que curar. Luego vas a estar tirado en la calle arrepintiéndote de no haber gastado una simple mañana en arreglar los papeles del seguro.

Como mínimo, lleva tu Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Es un carnet que equivale al de tu comunidad, pero válida en todos los países comunitarios. Como residentes europeos te asegura disponer de la misma asistencia sanitaria que en tu país. Será válida durante dos años a partir de la fecha de petición. Conseguirla es muy simple: puedes pedir cita previa en la Seguridad Social AQUÍ y acudir personalmente (sólo tienes que llevar tu DNI). O bien arreglarla directamente por Internet a través del sistema Cl@ve. Sólo tienes que registrarte y te llegará a casa entre 7 y 10 días. Si vas justo de tiempo, con el resguardo temporal te valdrá.

Por otro lado, si quieres una mayor cobertura, consíguete un seguro privado. Quizás sea lo ideal si vas a estar mucho tiempo fuera, si haces muchos viajes al año, y vas a practicar muchas experiencias de aventura. A diferencia de una TSE, un seguro de viaje privado incluye los copagos de la seguridad social, la repatriación. Además incluye pérdida de equipaje, cancelación de vuelo… Hasta ahora nosotros no nos hemos acogido a ninguna. Pero no renunciamos a esta posibilidad llegado el momento. Muchos compañeros usan Iati o Intermundial como seguros de viaje.
 

FUENTE: Trucos Londres.

 

Informarse de qué ver, visitar y disfrutar.

Y acabamos con lo último necesario para hacer el Interraíl. Cuando ya tenemos todo atado y bien atado, podemos relajarnos buscando información de las ciudades en las que vamos a estar por Europa. Su historia, sus monumentos, sus restaurantes, su vida. Echa mano de la Wikipedia, pide información a las oficinas de turismo, pero sobre todo consulta las experiencias de los blogueros de viaje. Nadie mejor que ellos te dirán qué ver o qué no.

Esto es bueno para saber qué esperarnos, apreciar más la ciudad y economizar el tiempo. Podemos hacer un mapa y puntear los sitios que nos interesan, y visitarlos por zonas. Habrán sitios gratuitos y otros de pago. Sería bueno saber qué días son gratis (si estás un miercoles y jueves, mejor te sale que visites lo visites el miércoles). O incluso si la ciudad dispone de pases turísticos que incluyan, a un único precio, la entrada a distintas atracciones. Así lo hicimos en París y en Berlín, y nos ahorramos un pastón.
 

FUENTE: Tnooz.

 
Hasta aquí todas nuestras recomendaciones para hacer el Interraíl de forma acertada. Creo que no se nos olvida nada. Aunque si queréis aportar algo, discutirlo o aconsejarnos, no dudéis en escribirnos un comentario aquí abajo. Todo sea por ayudar a la comunidad viajera. Os invitamos además a seguir nuestra experiencia del Interraíl (digo, Interbús) en este blog. ¡E-e-e-esto es todo, amigos!

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *