10 cosas que hacer en La Palma sí o sí

La Palma, la isla bonita la llaman. ¿No merece la pena salir del hotel en un lugar que se conoce con ese nombre ? Nosotros os vamos a proponer algunos de esos lugares que bien merecen más que una buena visita. Y es que hay muchísimas cosas que hacer en La Palma, pero aquí os ponemos algunas de las que os recomendamos para llevaros una experiencia completa de la isla:  

  1. Senderismo, senderismo y más senderismo. Visitar La Palma y no recorrer al menos un sendero es como no haber estado en la isla. Si lo tuyo no es caminar siempre habrán algunos senderos fáciles que puedas hacer y en los que el tiempo se va volando. Algunos de ellos son Marcos y Cordero (pero no desde Los Tilos, os lo decimos por experiencia; el Cubo de La Galga, maravilloso, etc.). Para saber más de los senderos, !clic aquí! Como recomendación personal no solo penséis en caminar “p’alante”. De vez en cuando parad y ved el paisaje, que merece la pena. Tampoco os olvidéis de hacer fotos, que Instagram no se mantiene solo.
     


  2. Acropark La Palma. Es una de las cosas que hacer en la Palma que algunos no conocen. Desde ya hace unos años se abrió este parque en medio de una zona natural extraordinaria y “a la sombra de los pinos”. No queremos hacer publicidad, de verdad, pero es que es  el único parque de estas características que hay en la isla. Si os va la aventura no hay lugar mejor para hacer algo en familia. Allí podéis desde saltar en tirolina, escalada, etc. Cuenta con tres ofertas diferentes: la versión infantil, el curso junior (para iniciados) y el curso senior (para los que tienen más experiencias y quieren aventuras fuertes).
     


  3. Ver los delfines en la costa palmera. En la costa oeste hay una de las mejores cosas que hacer en La Palma. Diferentes empresas se localizan en el Puerto de Tazacorte (un bonito puertito). Cuentan con varias ofertas en las que podréis ver desde delfines hasta ballenas. Incluso el espectacular Porís de Candelaria o la magnífica cueva bonita. Ver los altos acantilados desde el mar os hará sentir insignificantes por la altura. También ver a los delfines es una de esas experiencias que no se olvidan. Siempre es divertido ver como saltan y parece que te saludan.
     


  4. Ruta cultural. A muchos le parecerá muy raro eso de ir a La Palma para hacer turismo cultural, pero bastante hay. Es una de las cosas que hacer en La Palma sin ninguna duda. Contamos con varios museos que se pueden visitar si os gusta el arte (Museo Insular, CEMFAC, Museo de Arte Contemporáneo de Santa Cruz de La Palma) o la arqueología (Museo Arqueológico Benahoarita, Centro del Visitante de la Zarza y la Zarzita, etc.). Quizás os va algo mas lo religioso (Museo de Arte Sacro de Los Llanos de Aridane y de Las Nieves) o lo etnográfico (Museo del Puro, Museo del Vino, bordado, seda, etc.). No será por museos…
     


  5. Paracaidismo en La Palma. Ahora vamos a entrar un poco más en el turismo de aventura. Uno de los lugares favoritos para los parapentistas es el de Puerto Naos. ¿Por qué? Porque aunque se despega a 230 metros, si las condiciones térmicas son buenas se pueden alcanzar los 1000 metros de altura. El paisaje de la zona es verdaderamente bonito y la zona de despesque es segura, al igual que las corrientes. Esto permite que tanto los amantes del paracaidismo y expertos en la materia como los aficionados o primerizos puedan vivir una experiencia única e inolvidable. Eso sí, si tenéis miedo a las alturas mejor borrad esto de la lista.
     


  6. Bucear en las costas de la isla. Bajo del mar de La Palma no os vais a encontrar con el cangrejo Sebastián ni tampoco a Ariel, pero si una increíble cantidad de peces y algas. Os daréis cuenta de que la isla no está sólo rebosante de vida en la superficie, sino también bajo de ella. Una de las principales ventajas es que hay zonas que son ideales para nóveles y otros espacios más adecuados para los que ya tienen experiencia en esto del buceo. Algunos de los lugares, en mi opinión, más increíbles están más reservados a estos últimos: las cruces de Malpique y la reserva marina de la isla, que está rebosante de vida.
     


  7. Astroturismo. Ahora sí que está de moda este tema. ¿Sabías que La Palma tiene uno de los cielos más limpios del mundo? También en la isla hay aprobada una ley que prohíbe que la contaminación lumínica no te deje ver las estrellas. Esto ha convertido en la isla en uno de los lugares del planeta más propicios para la investigación científica de las estrellas. Pero también es ideal para los científicos amateurs. Si os interesa esta propuesta tenéis dos opciones: la de “no me gasto un euro” (consistente en levantar la cabeza al cielo ver las estrellas y decir “¡qué bonito!”) o bien contratar con alguna empresa experta que os enseñarán todo.  
     


  8. Bañarse en sus playas. La Palma no es famosa por sus playas. Esto rompe con uno de los topicazos de Canarias. Pero sí que tiene playas y es una de las cosas que hacer en La Palma que también recomendamos. ¿Qué mejor que aprovechar el clima para tomarse un baño en el mar? Además en la isla hay una serie de calas preciosas y muchas veces solitarias por completo. Todo alejado a las imágenes que se ven en televisión del verano en España de playas masificadas y donde no cabe ni un alfiler. También podéis disfrutar de piscinas naturales únicas, como son las del Charco Azul. 
     


  9. Tour gastronómico. Hace años la Isla Bonita tenía fama de que no se comía especialmente bien o al menos que no había mucha oferta según gustos culinarios. Pero esto ha cambiado con los años. Ahora os podéis encontrar con una amplia calidad de restaurantes que van desde asadores típicos, a comida de autor con productos de la tierra. No os preocupéis que los productos en La Palma son muy buenos. Por ejemplo es raro que cada año los quesos y los vinos de la isla no ganen premios, nacionales e internacionales. Hablamos de estos productos porque, para ser sinceros, son los que más suelen participar en premios (además de los de “mejor tortilla del barrio”). 
     


  10. Visitar los mercadillos del agricultor. Ya hablamos en el punto anterior sobre los productos de la isla. Si os queréis llevar algo más auténtico, más allá de la típica tienda de souvenires de llaveros e imanes de nevera, os recomendamos que vayáis a algún mercadillo del agricultor. Esto nos permitirá empaparnos más de la verdadera cultura de la isla y conocer a los agricultores y ganaderos de cerca. En estos lugares también se suele vender artesanía (también podéis buscar en alguna tienda de artesanía). No se viaja si no se conoce un poco más en profundidad el lugar al que se va. Esta es una de las mejores cosas que hacer en La Palma.
     

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *