Super Foods Perú Challenge

Super Foods Perú Challenge: toma la ensalada de quinoa y corre

Nada apetece más en estos días veraniegos que una ensalada. Y si va acompañada del sorteo de un viaje a Perú, allá que nos fuimos. El 21 de junio se celebró lo que viene siendo la 2º edición del #SuperFoodsPerúChallenge, que es como un Masterchef viajero. Algunos travel bloggers corrimos para elaborar una ensalada de quinoa, al tiempo que aprendimos un poco más sobre este ingrediente del Perú. Yo no lo había probado nunca, pero me da que a partir de ahora ya se en qué me voy a gastar mi Cheque Ahorro del Carrefour.




Vamos a ponernos un poquito en situación: este evento fue realizado por Pangea, en su Travel Store de Madrid. Se nos propuso un reto gastronómico protagonizado por la quinoa, algo así como un cereal que se cultiva en la cordillera andina. Vamos, una de las estrellas culinarias de Perú. Nos enteramos de que es un producto neutro (que mucho sabor no tiene pero, ¿lo tiene el arroz?), aunque los encontramos de tres colores: quinoa negra, que es más crocante y fuerte; quinoa blanca, que es más suave (el ying del yang); y quinoa roja, el pariente dulce que está presente en postres. Es un buen sustitutivo de la carne o el frijol, pero es el rey en guisos y potajes.
 
Super Foods Perú Challenge, Chef
 
Contamos con la asistencia de uno de los chefs del restaurante Plaza Perú, que nos dio ejemplo de cómo se elabora una ensalada de quinoa. Poco más de 10 blogueros de viaje de @MADTB nos pusimos requetemonos con un delantal de Perú para competir por el mejor plato. Y ya pensaréis qué dificultad tiene preparar una ensalada, que es mezclar cuatro cosas. Pero no. Sudamos la gota gorda: el límite de tiempo corriendo más que nosotros, el jurado con la mirada inquisidora sobre nuestros cuchillos, la presión de las cámaras (de fotos), brindar con un cóctel chilcano de pisco… ¡Eso es pasarlo mal, muy mal!
 

superfoodsperuchallenge ensaladadequinoa

Yo pensando que hacer una ensalada de quinoa iba a ser pan comido, pero cuando nos acercamos al “supermercado” y vi todos los ingredientes que podíamos usar me entró el pánico. Al final opté por un plato tradicional, uséase, el que me hago todos los días en casa: tomate, canónigos (bueno, yo uso más la lechuga iceberg pero esto es más cool), aceitunas y atún. Luego un chorretón de aceite y vinagre, con unas gotitas de limón. Y esta fue mi ensalada de quinoa, la #quinoalada: breve en hacer pero rápida en tragar.
 

v2-superfoodsperuchallenge.ensaladadequinoa. supermercado
 
El jurado fue mesa por mesa probando cada uno de los platos. Y nosotros también. No había uno igual, para que luego digan que si una ensalada de quinoa es simple. Había cada presentación digna de Top Chef. El rabillo del ojo se me escapó al cerco de tomates de José, de Mapa y Mochila, y me hizo temblar en el último minuto. Pero lo que de verdad me mató fue la cresta de aguacate de Próxima parada: La Luna. Nuestros Instagram se llenó de portadas dignas de cualquier revista (incluso las revistas de Lina Morgan).

El jurado nombró finalistas a Diego, de Dónde te metes; Cristina, de Está en tu Mundo; Paloma, de Un Blog de Palo y Denys, de Viajamos Juntos. Y a éste último no le pareció poco la cena que les regalaron en Plaza Perú, que además ganó el viaje al país andino. Lo importante no fue participar solamente. Lo importante de verdad fue pasar una tarde divertida, educativa y sabrosísima en la mejor compañía. ¡Buen provecho (no sólo por la ensalada de quinoa, que también)!
 

v2-superfoodsperuchallenge.ensaladadequinoa.grupo
 
P.D. ¡Gracias a Mapa y Mochila por algunas de las fotos!

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

2 thoughts on “Super Foods Perú Challenge: toma la ensalada de quinoa y corre

    Cristina

    (22 junio, 2017 -12:30)

    ¡Muy buen post! Fue una tarde muy divertida, además de tener la fortuna de aprender más sobre super alimentos y gastronomía de Perú, en la mejor compañía.

    ¡Gracias por contarlo tan bien! Un abrazo.

      Alberto

      (22 junio, 2017 -19:47)

      Muchas gracias, Cristina. La verdad es que fue una tarde constructiva y bastante refrescante, que hacía falta. Y echarnos unas risas, desde luego.

      ¡Besucos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *