7 tipo de cruceros temáticos que hay por el mundo

Hace tiempo se pensaba que los cruceros eran algo del pasado, que estaban pasados de moda. Mucho ha llovido de cuando se pensaba que en los cruceros sólo iban jubilados y personas con muchas ganas de aburrirse en altamar. Esto ha cambiado en los últimos años. Los cruceros vuelven a estar de moda y nada parece que la fiebre vaya a parar. Se han puesto las pilas creando cruceros temáticos, para todo tipo de gente. Ahora sí que no hay excusas para aburrirse en medio del Océano.



Existen una barbaridad de cruceros temáticos. Aunque hay muchísimos más de los que nos podamos imaginar aquí os enseñamos algunos de los más populares:

  1. Para jubilados. De una manera o de otra tenía que caer. El turismo de personas mayores es uno de los más rentables. Así que todavía los grandes cruceros temáticos siguen teniendo a los jubilados entre uno de sus principales clientes. Es posiblemente el que primero se nos pasa por la cabeza cuando hablamos de cruceros. A muchos nos viene la imagen cuando hablamos de un crucero a unos sexagenarios bailando la conga. Qué le vamos a hacer…
     


  2. Para toda la familia. Cada vez repuntan más. Posiblemente sean los cruceros temáticos estrella y que más se están vendiendo en el mercado. Con él quieren quitarse el lastre de “viajes para jubilados” (aunque todavía les cuesta). Son los cruceros más modernos y con más actividades. Que si teatros, discotecas para los adultos, pero también ludotecas, toboganes, deportes, etc., para los más pequeños de la familia.
     


  3. A todo lujo. Este tipo de cruceros temáticos no son aptos para cualquier interesado en viajar por el mar (o por ríos). Estos están reservados para personas que de verdad tienen dinero y son amantes del lujo. Cierto es que no son tan grandes como los cruceros familiares y tampoco tienen tanta oferta en sus (más pequeños) barcos. Pero gustan en realidad por algo con el que los otros no pueden competir: por su exclusividad.
     


  4. De aventura. Este tipo de barcos están reservados únicamente para aventureros empedernidos. Al igual que los de lujo son más pequeños que los tradicionales (aunque más baratos). Tienen este tamaño no ya por la exclusividad sino para acceder a lugares más salvajes donde embarcaciones de gran tamaño no pueden llegar. Los destinos de estos cruceros temáticos no son ciudades, sino lugares donde disfrutar de la aventura al estilo “desafío extremo”.
     


  5. Para solteros, viudas, etc. Si eres un soltero de lo más exigente este tipo de cruceros temáticos es el tuyo. Cada vez más populares entre los “singles” (la palabra pija de moda para los que no tienen pareja) van creciendo poco a poco. Algunos van a pasar un buen rato pero otros muchos van a lo que van: a pescar pareja y así crear una familia. Eso sí, la empresa no se hace responsable que vuelvas a tu casa sin pareja.
     


  6. Social media. Si tus amigos e incluso familiares te recriminan que estás todo el día enganchado a las redes sociales puedes hacer dos cosas: o reconocer que tienen razón o irte a uno de estos cruceros temáticos. Para los que opten por lo segundo disfrutarán de un viaje donde todos le darán la razón. El único hándicap es que en alta mar no es que haya muy buena conexión a internet.
     


  7. Otros cruceros temáticos. Con todo esto del turismo de experiencias ha surgido una barbaridad de hoteles y espacios temáticos orientados a los turistas. Como no, también ocurre con los cruceros. Ya hemos visto algunos de ellos (aventura, solteros, social media,..) pero hay más. También los hay de negocios, de amantes del baile y Casino. Tampoco hay que olvidarse del crucero de Disney y así sigue la cosa.
     

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *