Londres: 10 cosas que ver y que hacer sí o sí

He de confesar a título personal que he ido cinco veces a Londres, ¡y eso que aún me quedan cosas que ver! La capital del Reino Unido es como la capital de Europa (lo que Nueva York del mundo), y es una idea bien merecida. Sin duda de trata de una ciudad altamente cosmopolita que además de tener de todo, mucho de ese ‘todo’ es único y no lo podrás ver ni disfrutar en otra parte del planeta. Es por eso por lo que os he confeccionado una lista de 10 cosas básicas pero imprescindibles que debéis experimentar cuando viajéis a Londres. Let’s take a look!





 
01. Tomarse una foto en el Big Ben.

¡La madre de todas las cosas que ver en Londres! Y es que no puede uno volverse a casa sin hacerse una foto frente al gran reloj del Parlamento inglés. ¿Por qué es tan popular? ¿Porque es la tercera torre relojera más alta del mundo? ¿Porque tiene más de 150 años de historia? ¿O porque ha aparecido en infinidad de películas? Da igual. Lo que al turista le importa es sacarse una foto delante del Elizabeth Tower y si lo hace junto a la típica cabina roja, pues mata dos pájaros de un tiro. ¡Pum!
 


02. Subir al Meridiano de Greenwich.

Los turistas se fascinan con eso de la Hora 0, que marca el ajuste horario de todo el mundo. En el viejo centro astronómico está el monumento que lo recrea, que luego en realidad es un simple paripé. Está bien verlo pero recomiendo más pasear por su parque, ver desde su colina las vistas de los Docklands y vivir el casco antiguo. No olvidemos que Greenwich es un barrio histórico y encima es precioso.
 


03. Ver una obra teatral del West End.

Otra de las cosas que ver en Londres es el barrio de los teatros, que nada tiene que envidiar al Broadway neoyorkino. No tiene luces tan exultantes por fuera pero igualmente las obras que representan deslumbran a su público. Por eso no te quedes en la calle y cómprate una entrada de teatro. ¿Que no sabes inglés? ¿Acaso cantas (I’ve had) Time of my life de Dirty Dancing conociendo la letra cuando la ponen en la radio?
 


04. Visitar el Museo Británico.

Este fue el primerísimo artículo de nuestro blog de viajes. No es coincidencia. Se trata de uno de nuestros referentes en cuestión de museos y cosas que ver al irte de viaje. Como bien dijimos el Museo Británico tiene de todo menos británico, y es que reúne una gran cantidad de obras antiguas de Grecia, Mesopotamia, Sumeria, Babilonia… También tiene alguna cosa moderna británica, pero al lado de la Piedra Rossetta o del Templete de las Nereidas poco tiene que hacer.
 


05. Asistir al cambio de guardia en el Buckingham Palace.

La mayoría de turistas irán al Palacio de Buckingham creyendo que van a ver a la Reina Isabel II o al menos al tipo de la etiqueta del Beefeater. Mucho mejor: el apoteósico cambio de guardia del ejército real, por el cual se cambian el turno de una manera espectacular. Disfrutarás de coreografía que ni la de Lady GaGa y música en directo, incluso incorporando temas del pop actual. Diario del Viajero nos cuenta más detalles.
 





06. Vivir el espectáculo urbano de Picadilly Circus.

Ya escribimos sobre esto en un anterior post. No es como cualquier plaza donde los coches pasan y la gente queda con sus amigos (que también). ¿Que muy bonita la esquina con pantallas LED repletas de anuncios? Y muy famosa, además. Pero lo bueno está por venir: números de hip-hop, de patinadores cutres, de grupos de hare krishna, de músicos urbanos… Los tienes por todas partes y lo hacen muy bien (o no).
 


07. Traspasar King’s Cross como Harry Potter.

Cada vez se ha puesto más de moda entre las cosas que ver en Londres, aunque no seas fan de la saga de J.K. Rowling. La saga de Harry Potter hizo popular esta estación de tren donde sus personajes traspasaban la columna del andén 9 y ¾ para llegar a Hogwarts. En nuestra visita buscamos y no dimos con ella. ¿Tan escondida estaba como en la película? Luego nos dimos cuenta de que hay un monumento conmemorativo en una especie de vestíbulo que nada tiene que ver pero donde te puedes hacer una foto guapa para tu Instagram.
 


08. Pasear por Regent’s Park.

O por Hyde Park, o St. James’s Park, o Green Park… Londres está repleto de parques con cosas que ver. Pero en este caso he escogido Regent’s Park por sus grandes llanuras y porque contiene el zoo más antiguo del mundo (Los Traveleros nos lo cuentan). Además, no muy lejos de él está Primrose Hill, una colina donde la gente ve una más que amplia vista del skyline de Londres y se sienta sin mirar el reloj. Puro lujo.
 


09. Ver subir el Tower Bridge.

Este singular puente está ensombreciendo al Big Ben como icono londinense. No es para menos. Aunque tiene poco más de un siglo de construcción es uno de los más bellos puentes colgantes que podamos echarnos a la cara. Su ingenioso sistema hidráulico hacía que sus levas, de 1.000 toneladas cada una, se levantaran sin problemas cuando cruzaban barcos de gran envergadura. Hoy sucede poco pero podéis consultar la lista de embarcaciones programadas a días vista.
 


10. Adentrarse en sus mercadillos.

Tendría que haber puesto “locos” mercadillos, porque eso es lo que son: LOCOS. No esperéis ver lujosos puestos ni siquiera con un refinamiento especial (bueno, en Portobello Road sí, donde veréis vendiéndose piezas de auténtica colección). Algunos son como los de cualquier ciudad española pero en Londres se vive más a lo grande, con puestos de comida y gente peculiar dando espectáculo, como en Brick Lane. Más destacado es el de Camdem Town, donde lo gótico se abre paso entre su eclecticismo.
 

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *