Los viajes en tiempos de Winston Churchill

Pocos se creerían los lugares a donde viajó Winston Churchill, el histórico Primer Ministro británico. Para ser sinceros más bien deberíamos haber hecho un artículo sobre a lugares donde no viajó, ¡porque casi no hacía otra cosa! La mayoría de sus visitas fueron siendo algún cargo oficial del Reino Unido. Sin embargo, por la cantidad, parece más bien que no era más que una excusa para conocer mundo.




Por dinero que no fuera. Churchill nació en una importante familia aristocrática inglesa. Como cualquier buen ‘gentlemen’ británico fue un popular militar. Precisamente formando parte del ejército hizo sus primeros viajes fuera de su país. Luego como político siguió recorriendo países. Por si fuera poco, al ser un gran escritor era común que escribiera libros sobre su visita a otros países. No sé si lo que quería era poner “los dientes largos” a amigos y conocidos, o bien para sacarse una libras. Posiblemente era lo segundo, pero quien sabe…

Dejándonos ya de tanto rollo, aquí vamos a poner solo algunos de los lugares a donde viajó Winston Churchill a lo largo de toda su (larga) vida:

 
1. Cuba. Precisamente fue la Perla de las Antillas uno de los primeros países que Winston Churchill visitó. Fue como corresponsal de guerra para el The Daily Graphic. Pero también participó en la guerra. El todavía joven Winston posiblemente no pudo disfrutar lo que hubiese querido de la hospitalidad caribeña. Pero posiblemente le influyó visitar un lugar tan alejado y tan distinto a su país.
 


2. India. La Joya del Imperio Británico, aunque se piense muchas veces, no fue siempre un remanso de paz. Hubo, desde la conquista del territorio por los ingleses, una resistencia que aunque irregular se mantuvo casi durante toda la colonización. Este fue a otro lugar donde viajó Winston Churchill. Como miembro del ejército, estuvo defendiendo los intereses de su país en el territorio durante el asedio de Malakand. No será esta la última vez que está en la India pues la visitará años después como político.
 


3. África. Como afirma el blog coordinado por Lola Huete Machado África no es un país. Pero si nos pusiéramos a hablar sobre todos los países en los que estuvo en el continente no terminaríamos nunca. Su primera visita tuvo lugar en 1899, tras el estallido de la Guerra de los Boers. Como corresponsal de guerra del Morning Post, Churchill se logra ganar un nombre. Vuelve al contiene en 1907, cuando es nombrado subsecretario de Estado para las Colonias. En este momento aprovecha para escribir su libro “Mi viaje por África“.
 


4. Mediterráneo. Antes de ocupar el cargo de Ministro del Interior del gobierno británico considera que se merece un descanso. Por ello donde viajó Winston Churchill en ese momento fue al Mediterráneo. Decidió visitar el continente europeo para despejar su mente. Esta ocasión fue clave y le ayudó a tomar decisiones políticas. En este tour se percató de que la tensión con Alemania era mayor de lo que se pensaba. Fue en este momento consciente de que estaba muy cerca una posible guerra en Europa. No podía tener más razón. Solo 4 años después comenzó la I Guerra Mundial.
 






5. España e Italia. Tras una década de crecimiento en la política en los locos años 20, Churchill se da contra una pared. Cuando pierde unas elecciones decide darse un largo viaje (a propuesta de sus médicos) por España e Italia. Una vez terminó recorrido por ambos países se va a dar “un salto” por Francia. Concretamente a Cannes, donde estuvo durante 6 meses. Durante este periodo de reflexión Churchill pensó en abandonar la esfera pública, pero no pudo evitar volver a la política.
 


6. Canadá y Estados Unidos. Durante la década de los 30 su perfil político fue bajo. Su escasa participación y ocupación de cargos le permitió seguir viajando por el mundo. Durante este periodo va a visitar tanto Canadá como Estados Unidos, donde sentía predilección por Nueva York. Como curiosidad en 1933 Churchill fue atropellado por un coche. Sólo sufrió heridas leves. No era la primera vez que había visitado la ciudad de los rascacielos, ya que la visitó cuando fue a Cuba en el siglo XIX.
 


7. Viaje por el mundo. Cuando abandona su segundo gobierno en 1955 comienza a hacer viajes que le llevaron a varios lugares del mundo. Este es uno de los mejores momentos de su vida. Allá donde va adquiere muchas condecoraciones por su labor durante la II Guerra Mundial. Destacado fue el viaje que hizo en el yate de Aristóteles Onassis a finales de los 50.
 


Pocos personajes históricos de la época disfrutaron tanto de los viajes como el. Tanto que resulta difícil enumerar donde viajó Winston Churchill. Además de un popular político (cuya fama llega hasta nuestros días) fue una persona que viajó por el mundo y pocos lugares le quedaron por visitar. Está claro que algunos de sus viajes no fueron totalmente de placer. Pero que lo hiciera tanto y a tantos sitios demuestra que él intentó, de una manera o de otra, conocer todos los lugares posibles.

Sí, yo de mayor quiero ser como Churchill. ¿Alcohólico, algunos pensarán? Pues no, ¡quiero poder viajar por todo el mundo!

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *