Los 10 localizaciones más impactantes de James Bond

Una de las sagas cinematográficas más taquilleras de todos los tiempos, la del agente secreto 007, tiene muchas cosas que la hacen característica: los coches, las chicas Bond, los villanos, ese Martini agitado-no-removido, y sus localizaciones. Durante más de medio siglo sus inauditas misiones lo han llevado por todo el planeta. Ha saltado desde la Torre Eiffel, ha volado sobre el Golden Gate, ha paseado por el Taj Mahal, ha peleado en el Templo de Karnak… Pero en este artículo vamos a conocer las 10 localizaciones más impactantes de James Bond, lugares donde se han rodado algunas de sus películas y que además han sido revalorizadas por ello. Coge el Aston Martin que arrancamos:



Castillo Himeji, Japón (Sólo Se Vive Dos Veces, 1967).

Sean Connery se camufló de nipón, tal cual, para luchar contra sus enemigos. Para ello tuvo que ingresar en la escuela ninja Tanaka, y fue aquí donde aprendió artes marciales. El de Himeji es el castillo más visitado de Japón, seguramente porque representa como ninguno la popular construcción medieval del país, siendo construido en el siglo XV y conservándose en perfectas condiciones. Lo malo es que en el rodaje se volvieron locos lanzando shurikens y los muros quedaron seriamente dañados. Desde entonces no se permite la grabación a medios extranjeros.

v2-jamesbond-castillohimeji


Schilthorn, Berna (Al Servicio Secreto de Su Majestad, 1969).

No nos movemos mucho en el tiempo pero sí de frontera. En muchas de las películas de la saga, el agente 007 aparece escapando de sus enemigos con un buen par de esquíes. Tenemos todo un gran ejemplo aquí, en los Prealpes suizos, donde un único George Lazenby se toma un cortado en el Piz Gloria, un restaurante giratorio en lo alto de esta montaña. Su diseño futurista convenció a los productores para que se convirtiera finalmente en una de las localizaciones más impactantes de James Bond. Sus visitantes, como este señor, podrán posar con réplicas de Lazenby como recuerdo del lugar.

Fuente: destination42.com


Bourbon Street, Nueva Orleans (Vive y Deja Morir, 1973).

Antes de que el irónico Roger Moore hiciera su primera aparición en la serie, esta famosa calle de Nueva Orleans, en el estado americano de Luisiana, se llenó de gente que celebraba un curioso funeral cuando en realidad era una tapadera para matar a otro de los agentes secretos. Y luego, ¡se hizo la fiesta con risas y aplausos! Esta calle es el corazón ocioso del centro histórico de la ciudad, y toma su nombre precisamente del rey Borbón cuando en el siglo XVIII era una provincia española.

Fuente: bplusmovieblog.com


Ko Khao Phing Kan, Thailandia (El Hombre de La Pistola de Oro, 1974).

Sin duda esta es la más simbólica entre la lista de localizaciones más impactantes de James Bond. En dicha isla se sucede el duelo entre Roger Moore y el villano encarnado por el prodigioso Christopher Lee, quien empuñaba su pistolita de oro. Ko Tapu es el islote que fue testigo, un peculiar monolito de 20 metros que se ha convertido en toda una atracción turística. Tanto es así que es conocida más bien entre los turistas como «Isla de James Bond», y los indígenas lo reciben muy bien porque salen bastantes tours desde Phuket.

Fuente: truthfulnerd.wordpress.com


Monasterio de La Santísima Trinidad, Meteora (Sólo Para tus Ojos, 1981).

Eso de esconderse en un refugio subterráneo pasó de moda en los años 80. ¿Quién se atrevería a apresar a los malhechores subiendo 600 metros en escalada libre? Pues James Bond. Este es uno de los seis monasterios de Grecia que conforman este hermoso emplazamiento producido por la erosión de los ríos. Los monjes que comenzaron a habitar en ellos tuvieron las agallas de subir esas rocas para así sentirse más cerca de su Creador. Con lo fácil que llegaron los soviéticos en helicóptero durante la película.

v2-jamesbond-meteora





Ait Ben Haddou, Marruecos (Alta Tensión, 1987).

Lawrence de Arabia (1962), Jesús de Nazaret (1977), La Momia (1999), Gladiator (2000)… Esta kasbah de la provincia marroquí de Ouarzazate es prácticamente un estudio de cine, con sus humildes casas y entradas palaciegas, todas del color de su mismo material, barro. Y por supuesto no iba a dejar de ser una de las localizaciones más impactantes de James Bond. Y tampoco aparecería en The Living Daylights como tal, sino en las escenas que trascurren en Afganistán según el guión. El personaje de Timothy Dalton hizo amigos aquí entre los insurgentes y luego tomarían el té a la menta.

v2-jamesbond-aitbenhaddou


Millennium Dome, Londres (El Mundo Nunca es Suficiente, 1999).

El también conocido comercialmente como The 02 Arena es uno de los iconos contemporáneos de la capital británica. Desde lejos, impresiona. Cerca, mucho más. Pero cayendo sobre su tejado esférico, única en el mundo, como lo hizo el agente de Pierce Brosnan ya es una pasada. La persecución por el Támesis acabó en este estadio de conciertos con la explosión del globo donde iba sujeto James Bond. Todo esto, ¡poco antes de su inauguración oficial para conmemorar el tercer milenio!

Fuente: jamesbondwiki.com


Cádiz, España (Muere Otro día, 2002).

Aún recordamos el revuelo que se organizó en España con el rodaje de la última película de Pierce Brosnan como agente secreto. Sin embargo tampoco aparece en los créditos como tal, sino como la ciudad cubana de La Habana. En la playa de La Caleta salió Halle Berry del baño, y el Castillo de San Sebastián se convirtió en una peligrosa clínica de cirugía. La única ciudad española que aparece como tal en la saga es Bilbao, apareciendo el Museo Guggenheim en El Mañana Nunca Muere. En Sólo Para Tus Ojos aparece «Madrid», pero realmente era un pueblo griego.

Fuente: jamesbondlocations.blogspot.com.es


El Zócalo, México (Spectre, 2015).

Llegamos una de las localizaciones más impactantes de James Bond que se han rodado recientemente. Así se le llama popularmente a la Plaza de La Constitución, la más importante de la ciudad y que representa el barroco mexicano, así como a su etapa indígena y del virreinato político (juntando en el mismo espacio los Tres Poderes, tan típico del Imperio español). Daniel Craig se volvió a vestir de agente 007 para perseguir por allí a uno de sus enemigos, poniendo patas arriba toda esta zona.

Fuente: skynews.com.au


Bahamas (Operación Trueno, La Espía que Me Amó, Licencia Para Matar, Casino Royale).

No podíamos terminar esta lista de las localizaciones más impactantes de James Bond sin mencionar uno de los sets de rodaje más recurridos en la saga. Empezó con una épica batalla de buceadores en Nassau, capitaneados por Sean Connery. El agente de Roger Moore enamoró a la espía que le amó en un piano bar también de Nassau. Dalton también se dejó ver en las Islas Bimini y Cray Key. Y finalmente Craig se alojaría en el One&Only Ocean Club donde tuvo un encuentro más que erótico. Cómo no, si las Bahamas sólo invitan a desenlaces de cine.

Fuente: jamesbondlifestyle.com

 

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.