7 grandes compositores clásicos y sus ciudades

¡Pero mira que somos culturetas a veces! Pero siempre nos parece interesante traer algo curioso. Algunos de los grandes compositores clásicos lograron su fama en Viena. Posteriormente esto se extiende a las principales capitales europeas. ¿Pero donde nacieron? ¿Se vieron realmente influenciados en su país de origen? ¿Se les recuerda con orgullo? Obviamente vamos a prescindir de los vieneses o los que vivían cerca de la gran capital de la música. Si no es que nos lo estamos poniendo demasiado fácil. Así que nos tenemos que olvidar de Mozart, Vivaldi, etc. Tantas preguntas que responder que esperamos poder resolver. Hay algunos que son muy influyentes dentro de la música clásica. Otros quizás no sean tan conocidos si no os gusta la música clásica. Pero nos esforzaremos en citar a los más conocidos posibles y sus ciudades de origen:




1. Bach. ¿De verdad para ser uno de los grandes compositores clásicos hacía falta vivir en Viena? Pues Johann Sebastian Bach nos demuestra que no. Antes de que Viena fuera la capital de la música clásica, autores como él demostraban gran capacidad para la composición. Nacido en el pueblo de Eisenach (actual Alemania) en 1685, creció en una familia muy influida por la música. Más que hablar de Bach deberíamos hablar de los Bach en plural. Empezó a ser conocido como músico cuando comenzó a trabajar para el ducado de Weimar en torno a 1703. También ocupó importantes labores en otras ciudades germanas hasta finalmente establecerse en Leipzig. En esta ciudad realizó una importante labor escribiendo sobre todo música clásica para las iglesias de la ciudad. Hoy su casa-museo es uno de los principales destinos turísticos en su ciudad natal.
 

 


2. Beethoven. Nace en Bonn en 1770. Como la práctica mayoría de estos grandes compositores clásicos nació en una familia que contaba con una gran influencia musical. Su abuelo, granjero de origen, llegó a trabajar como director y maestro de capilla de la orquesta del príncipe elector en Colonia. Sus padres querían que siguiera los pasos de un célebre músico vienés de fama internacional conocido como Mozart. El joven Beethoven no defraudó y pronto logró contar con un influyente mecenas. Tras varios años yendo y viniendo entre Viena y Bonn finalmente se establece a finales del XVIII en la ciudad imperial hasta su muerte. En la ciudad alemana todavía se le recuerda. Encontramos desde un museo, calles con su nombre e incluso un festival de música clásica con su nombre.
 

 


3. Paganini. Además de compositor es uno de los violinistas más destacados de todos los tiempos. Nace en Génova en 1782. Logra adquirir grandes capacidades gracias a la influencia de la ciudad más que de sus padres. Muchos de los músicos locales le sirvieron como maestros y primera inspiración. Como otros tantos grandes autores visitó varios países. En un comienzo se mantuvo en italia hasta que finalmente da el salto a Viena, Paris e incluso llega a viajar a Londres. Después de ser diagnosticado de tuberculosis empezó a parar con sus giras por el mundo. La enfermedad fue empeorando con el tiempo. Muere cuando apenas contaba con 51 años. Hoy su casa-museo, un conservatorio que lleva su nombre, varias calles, etc., son el orgullo de Génova.
 

 


4. Chopin. Aunque nace en Zelazowa Wola (Polonia) en 1810, su carrera musical se consolida cuando se establece en París. Su madre era parte de la aristocracia polaca y su padre era profesor de francés. Nace en una familia de clase media-alta donde son educados en el gusto por la cultura y la música. Desde muy joven, ya establecido en Varsovia, recibe sus primeras clases de piano. Desde este momento para siempre va a estar muy unido a este instrumento musical. Viajó por las principales ciudades de Polonia, estableciéndose luego durante un tiempo en Viena. En esta ciudad no logra hacerse popular por lo que, desanimado, siguió viajando por varios territorios. En 1831 finalmente llega a París, una de las capitales culturales del XIX. Es aquí donde, por fin, encuentra su lugar. Enfermo en los últimos años de su vida muere con apenas 39. En su ciudad natal cuenta con su casa-museo, así como un monumento en su recuerdo, etc. También otras ciudades, como Varsovia tienen recuerdos de él.
 

 


5. Tchaikovsky. No solo en Europa nacieron grandes compositores clásicos, porque Pyotr Illych Tachaikovsky es también uno de los grandes. Hoy puede ser recordado por obras como El lago de los Cisnes o El Cascanueces, entre otros. Nace en el (impronunciable) pueblo de Vótkinsk, Rusia, en 1840. Nació en el seno de una familia noble. Desde los 5 años sus padres hacen que el joven aprenda a tocar el piano. Además contratan a una institutriz de origen francés, llamada Fanny Dürbach, para educar a sus hijos. Aunque ya en la adolescencia en su educación la música quedó en segundo plano, él siguió atraído por ella. Logró una gran aceptación en la corte del Zar de Rusia, que le permitió tener una vida desahogada los últimos años de su vida. No solo es recordado en su pueblo. Por toda Rusia existen monumentos en su honor.
 

 


6. Wagner. Aunque nació antes de la unificación de Alemania, Richard Wagner se convirtió en uno de los compositores clásicos más icónicos de la nación alemana. Nace en Leipzig en 1813. El padre de Wagner murió cuando el apenas contaba con meses de vida. Su verdadera inspiración fue su padrastro, Ludwig Geyer, un actor y dramaturgo con el que se casó su madre un año después de la muerte de su padre. Es en la escuela Wetzel donde recibe sus primeras lecciones de piano, para posteriormente ir adquiriendo conocimientos musicales. Su primer gran trabajo lo logra cuando consigue un puesto como director del coro de Wurzburgo en 1833. En esta época comienza a escribir sus primeras óperas que lograron gran éxito en el país. Para mediados de siglo debe exiliarse del país, viviendo en Zúrich por un tiempo. Durante esta época sobre todo sus obras versarán sobre la mitología y tradición germánica. Varias calles y monumentos recuerdan al célebre compositor.
 

 


7. Stravinsky. Uno de los mejores compositores clásicos del siglo XX, Igor Stravinsky nace en 1882 en la actual Lomonósov (Rusia). Su padre era cantante de ópera. También tuvo grandes maestros. Aunque nace ruso viaja por varios lugares del mundo dando a conocer su música única. Destaca no solo por ser compositor clásico sino porque a comienzos de siglo introduce la vanguardia a la música. Como si de un cuadro abstracto se tratara, en 1913 estrenó en París La consagración de la primavera. Es una obra orquestal que no cumple con los cánones tradicionales de la música clásica y causó mucho revuelo entre la sociedad de la época. Pero con el tiempo se convirtió en un exponente de la música contemporánea. En varios países han monumentos en su recuerdo (ejemplo es la fuente Stravinsky en París). Desgraciadamente en su pueblo apenas ha tenido repercusión.
 

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.