Los 7 primeros Parques Nacionales de España

En España contamos actualmente con 15 Parques Nacionales distribuidos por todo el territorio nacional. ¡Cuatro de ellos están en Canarias, nuestra tierra! El primer parque fue el de Picos de Europa, en la Cordillera Cantábrica, declarado con esta prestigiosa acreditación en 1918.  El último de ellos, la Sierra de Guadarrama (Madrid), fue proclamado en 2013. El objetivo de este título es la protección de estos espacios para salvaguardar sus respectivos ecosistemas. No vamos a enrollarnos más y hablemos un poco sobre estos primeros Parques Nacionales:



    1. Picos de Europa. Tiene el honor de ser el primero de los Parques Nacionales de España en la temprana época de 1918. Es considerado como uno de los mejores ejemplos de los ecosistemas ligados al bosque atlántico. Contrasta sus tupidas zonas boscosas (donde viven corzos, lobos e incluso osos, pájaros como el pito negro y urogallo) con sus formaciones montañosas de piedra caliza. Fruto de la erosión se han ido formando lagos a lo largo del tiempo formando un paisaje único. El parque, que ha sido ampliado varias veces ocupa las provincias de Asturias (única provincia de la Comunidad Autónoma), León y Cantabria.

    2. Ordesa y Monte Perdido. Al igual que Picos de Europa, fue declarado uno de los Parques Nacionales en 1918. Aunque el Valle de Ordesa ha sufrido ha perdido parte de su frondosidad con el pasar de los siglos, todavía goza de espacios que apenas han sido tocados. Es uno de los Parques Pacionales más visitados de España. Destaca por su espectacular belleza y por ser uno de los lugares más representativos de flora y fauna propia de los Pirineos. Este hecho lo hace especialmente destacado dentro de España. Además el parque ha sido declarado Reserva de la Biosfera (1988) y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (1997).
       


    3. Cañadas del Teide. Hay que esperar más de 50 años (1954) para que se declare un nuevo Parque Nacional. El lugar elegido en este caso fue el célebre volcán canario y las coladas lávicas que lo rodean (Las Cañadas). Destaca por tener uno de los paisajes volcánicos más espectaculares del mundo, formando coladas lávicas de diferentes colores y formas óptimo para la geología. Además cuenta con una importante cantidad de endemismos de gran interés para la biología. Entre otras plantas encontramos la retama del Teide o el rosal guanche. Entre su rica fauna está el búho chico, el canario, etc. Fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2007. Es el parque más visitado de España.
       


    4. Caldera de Taburiente. El mismo año que fue declarado el Teide uno de los Parques Nacionales, fue introducido otro parque canario más. Se trata de un enorme caldera circular posiblemente desarrollada por la erosión del agua. En su estilo es considerada una de las mayores del mundo. En su interior destaca una importante cantidad de flora y fauna. Tiene una especial importancia el pino canario. Encontramos otros endemismos como son el amagante, brezo o viñático (entre otros). En el caso de la fauna hay varios animales como son el cernícalo, la graja, mirlo, ranas, salamanquesas, etc.
       


    5. Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. En 1955 tiene lugar el nombramiento del quinto Parque español, esta vez localizado en Lérida. Destaca por su diversidad geológica. En él se localizan desde grandes riscos hasta pequeños meandros y lagos que se distribuyen por todo el parque (algunos de ellos localizados en lo alto de las montañas, algo exclusivo). Gracias a estos lagos y meandros (que también forman cascadas) ha crecido en la zona frondosos bosques formados por pino negro, abeto, abedul, etc. Dentro de su rica fauna encontramos urogallos, águilas reales, quebrantahuesos, buitres leonados, marmotas, ardillas, etc.
       


    6. Doñana. En 1969 se crea el primero de los Parques Nacionales localizados en Andalucía, Doñana. Además de ser conocido por su gran belleza también lo es porque han existido problemas para garantizar su conservación. También, desgraciadamente, por haber sido contaminado varias veces. A pesar de todo esto sigue siendo un lugar que destaca por albergar una biodiversidad única en Europa, casi tanto por cantidad como por diversidad. Sus humedales son un paso casi obligatorio de las aves europeas y africanas, ya sean durante las emigraciones de invierno o para la cría de las aves. Se presenta una gran cantidad de especies en serio peligro de extinción, como es el caso del águila imperial ibérica y el lince ibérico.
       


    7. Tablas de Daimiel. Es nombrado Parque Nacional en 1973 y es el primero creado en La Mancha. Este humedal es el mayor representante de los ecosistemas denominados tablas fluviales (terreno llano que se inunda a causa de un río cercano). Alrededor de esta zona se va creando la cubierta vegetal que sirve para crear a su alrededor una fauna ligada a los humedales. Dentro de la flora encontramos bancos, juncos, castañuelas, etc. Con respecto a la fauna hay martinetes, avetorio, pato colorado, cangrejo de río, carpas y un largo etcétera.
       

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.