‘Museum Pass Berlin’ o cómo ver Berlín en pocos días

Berlín no se queda atrás en cuanto a museos, y merece mucho la pena que dediquéis tiempo a visitarlos. Y si es de una forma económica, mejor. No hace mucho que os hablamos de cómo visitar París en pocos díassacando tajada del París Museum Pass. Hoy hacemos lo propio en el caso de la capital de Alemania y os vamos a contar nuestra experiencia con la tarjeta cultural Museum Pass Berlín: ventajas y desventajas, cómo la usamos, qué vimos, cuánto tiempo, comparativa de precios y finalmente aportaremos nuestra opinión.



Como París o Londres, también podemos considerar Berlín como ciudad del arte. El Muro de Berlín y el resto de reductos comunistas no son el único atractivo. Tiene además infinidad de museos y centros culturales que se adaptan a todos los gustos, edades, temáticas y creencias: Anti-Kriegs-Museum (Museo Anti-bélico), Berliner Medizinhistorisches Museum (Museo de la Historia Médica), Grünauer Wassersportmuseum (Museo Grünauer del Deporte Acuático), Labyrinth Kindermuseum Berlin (Museo para Niños), Jüdisches Museum Berlin (Museo Judío)…

En abril de 2015 pasamos por Berlín y teníamos intención de ‘turistear’ por algunos de esos recintos, con los ojos puestos principalmente en la célebre Isla de Los Museos, donde se encuentran obras del arte universal como la Puerta de Ishtar (Pergamon Museum) o el busto de Nefertiti (Neues Museum). Sin embargo la entrada sencilla a cualquiera de ellos cuesta entre 10 y 12 euros. ¡Y son cinco museos! Estaba claro que nos teníamos que hacer con una tarjeta turística porque encima queríamos visitar otros centros.

Lo bueno es que en el caso de Berlín tiene dos tarjetas distintas con las que acceder a los museos de manera ilimitada y con descuento en otros, pudiendo adquirir la que más se ajuste a tus necesidades (con sus pros y sus contras, claro está):

    • Berlin Welcome Card (varía entre 19.50€ y 45.50€). Es un pase muy flexible, pues te permite la opción de uso entre 2, 3, 4, 5 ó 6 días. A su vez puedes imprimirlo desde casa, que te la manden por correo ordinario o recogerlo en persona. Además puedes incluir una visita a la ciudad de Potsdam (a 35 kilómetros de Berlín), que también tiene su enjundia por el Palacio de Sanssouci y su Observatorio Astronómico. Y lo más destacado es que te permite el acceso gratuito al transporte público en la zona centro de Berlín. Su gran punto en contra es que nunca los museos te van a salir gratis, únicamente sirve para descuentos de hasta el 50% (en 200 lugares y excursiones). Salvo la entrada a la Isla de los Museos, pero sólo está disponible en la modalidad de 3 días y sale a 42€. Friolera cantidad si lo comparamos con…

 

    • Museum Pass Berlín (24€, 12€ para estudiantes). Este pase es único, valedero para tres días consecutivos, y sí permite el acceso libre, gratuito e ilimitado en cerca de 50 museos de la ciudad de Berlín (incluyendo la Isla de Los Museos). Como en el anterior, incluye un libreto a modo de guía. Lo negativo, aparte de ese número cerrado de días, es que sólo se puede adquirir in situ las oficinas de información turística de Berlín y en algunos hoteles.

 
Habréis notado nuestro ímpetu hablando del Museum Pass Berlín (no podemos evitarlo). Decidimos de cajón hacernos con esta tarjeta turística cuando nos planteamos cómo visitar la ciudad, pues además todo estaba relativamente cerca y no nos íbamos a mover mucho en transporte. Lo recogimos en la Oficina de Turismo instalada en la Estación Central de Berlín (Berlin Hauptbahnhof). Eso sí, haciendo una cola descomunal (y en sucesivos días, cuando queríamos pedir información, lo mismo). Para usarla deberéis rellenar el dorso con vuestro nombre y el día en que se activa y empezaréis a visitar museos con ella.
 

 

 

A continuación os detallamos qué visitamos cada día y cómo nos lo montamos con el Museum Pass Berlín:

Día 1 (domingo): nos compramos la tarjeta según llegamos, aunque en realidad no la usamos ese día y por lo tanto no la rellenamos. Nos acomodamos en el hostal y salimos a visitar los alrededores:

 

Día 2 (lunes): aquí ya íbamos a empezar a hacer uso de la Museum Pass Berlín. Según íbamos caminando por la zona de Potsdamer straße, donde hay un puñado de museos, nos fijamos en que estaban cerrados. ¡Leñe!, era lunes y muchos cierran. No lo sabíamos e improvisamos, visitando los pocos museos incluídos que sí abrían y otros fuera de la tarjeta turística.

    • Iglesia Memorial Kaiser Guillermo.
    • Museo Bauhaus. (7€, entrada simple).
    • Schwules Museum o Museo Gay (7.50€, entrada simple).
    • Topografía del Terror.
    • Bundestag o Parlamento Alemán.

 

Día 3 (martes): jornada exclusivamente dedicada a la Isla de Los Museos.

    • Museo de Pérgamo (12€, entrada simple).
    • Galería Nacional Antigua (12€, entrada simple).
    • Museo Antiguo (10€, entrada simple).
    • DDR Museum.
    • Museo Nuevo (12€, entrada simple).

Día 4 (miércoles): fue nuestro día de vuelta a casa, y ya no vimos ningún museo incluido en el Museum Pass Berlín, pues teníamos otros lugares indispensables que visitar antes de irnos.

 


Nos fuimos de Berlín con un gran sabor de boca, habiendo visitado todos los lugares que habíamos planeado previamente (bueno, nos quedó un poco de lamento no haber ido al Museo del Currywurst, no incluso en el pase pero era tan friki que nos seducía). ¿Que si cundió el Museum Pass Berlín? Desde luego. Fijaos que os he indicado el precio de la entyrada sencilla en cada uno de los museos incluídos en la oferta. Sin el pase hubiésemos gastado 60.50€, lo que nos ahorramos mucho más del doble de lo que nos costó el Museum Pass Berlin. Recomendamos indudablemente que si visitáis la capital de Alemania con interés en los museos, os decantéis por esta oferta (salvo que os mováis mucho muchísimo en transporte, por lo que sería mejor la Berlin Welcome Pass).

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.