Málaga: turismo de todos los colores

Ya hace cuatro años que hicimos nuestro viaje mochilero por la comunidad andaluza. ¡Menudo verano! Vimos reflejado hasta 49º. Sin embargo en Málaga y en su llamada ‘Costa del Sol’ el tiempo nos dio una tregua. Sin lugar a dudas presume de las costas más populares de Andalucía, como Estepona, Fuengirola, Torremolinos… Nosotros anduvimos por la glamurosa Marbella, la propia de ciudad de Málaga en plena Feria, e hicimos un alto en las noctámbulas cuevas de Nerja, ¡el balcón de Europa! Acompáñanos por la pechá de rincones fabulosos.



Málaga supuso nuestra quinta parada por el sur peninsular (tras Córdoba, SevillaCádiz y Gibraltar), que a su vez también tiramos millas por su costa. Pero la provincia es mucho más que playa y petardeo. Málaga también es cultura, y la ciudad puede presumir de tener grandes joyas. Hablamos fundamentalmente del conjunto del Teatro Romano y la Alcazaba, pegado uno a otro y ambos Patrimonio Histórico de España. El primer edificio data del siglo I a.C. y está bien conservado para lo que es. Además, el visitante puede andar por sus gradas con la libertad del público que en la época de Malaca disfrutaba de las representaciones dramáticas.

Su entrada es gratuita aunque el recorrido va a ser breve, a diferencia de la Alcazaba, donde sí hay muchos recovecos que visitar. Se trata de una construcción palaciega como la de La Alhambra, en Granada. Pero esta es algo posterior (del siglo X) y mucho más pequeño, si entendemos pequeños sus 15.000 metros cuadrados actuales (en su origen era el doble). No tiene tantos patios pero nos sorprendió su gran red de canales de agua, que se extiende incluso por las escalinatas (estos taifas no desaprovechaban nada). No pudimos visitar el Castillo del Gibralfaro por falta de tiempo. ¡Otra excusa más para volver!
 

 
Al bajar nos mezclamos en las celebraciones de la Feria de Málaga, que junto a los pasos de Semana Santa son los eventos más importantes de la ciudad. La Feria conmemora la toma castellana de la ciudad en 1487, aunque el motivo siempre es bueno para tomarse un rebujito en cualquiera de las casetas desplegadas en la calle Larios, la zona comercial por antonomasia. Ahí nos cruzamos con la Feria de día, pero luego está la Feria de noche, que se desarrolla en un recinto propio en el Cortijo de Torres.

Abandonamos la ciudad de Málaga para hablaros de otro de sus puntos calientes. ¡Calentísimo! Marbella. Aquí recalaron importantes figuras árabes, que con su derroche económico y la presteza social de muchos personajes españoles, convirtieron Marbella en paraíso de las fiestas de copete y alto standing a finales del siglo pasado. Al final, con el dinero que viene y va llegó la corrupción y la imagen de Marbella se empañó. No obstante nada de eso tiene que ver para que siga siendo una bella ciudad, con un casco con mucho arte y con unas exteeeeensas playas (fuimos caminando hasta Puerto Banús pensando que estaba al lado, craso error una vez más).
 

 

Nuestro último punto de viaje fue al pueblo de Nerja, a 50 kilómetros de la capital. Es famoso porque allí se localiza el conocido como “balcón de Europa”, pues cuando Alfonso XII lo visitó tuvo la sensación de que ahí acababa el continente. También es muy popular las Cuevas de Nerja, que ya habréis visto en el vídeo las mágicas estampas que nos regalaron. 5 kilómetros de galerías están cubiertas de estalactitas, estalacticas, columnas y coladas fantasmagóricas pero que impresionan a la vista. De hecho hay una sala donde se celebran conciertos, muy efectista.

Concluyendo, Málaga es una provincia que ofrece de todo al turismo. Quizás no tiene monumentos demasiado célebres pero no por ello deja de imponer a quienes lo visitan. Si van a ir a darse un chapuzón por la Costa del Sol, no olviden pasar por alguno de esos rincones si quieren volver con una fotografía original y única que merecerá ser recordada.

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.