7 curiosidades sobre Santiago de Compostela

Tanto si eres peregrino como si no, cuando entras a Santiago de Compostela a uno le entra cierta ilusión. A unos, por llegar a la ciudad después de una larga caminata y a otros porque quieren visitar una ciudad espectacular y con una gran monumentalidad soólo al alcance de otras grandes ciudades históricas de España. Desde luego esta es la ciudad de peregrinación por antonomasia de España y una de las más importantes de Europa. Si quitásemos Turín o el Vaticano pocos lugares pueden considerarse tan santos. Pero si a ti no te va tanto lo religioso sino lo cultural, la ciudad también es un lugar cargado de monumentos y de historias por todas las esquinas. La capital de Galicia cuenta con muchas curiosidades como las que os vamos a contar:



    1. Origen del nombre. Aunque existen varias leyendas sobre el origen del nombre de Santiago de Compostela, hay dos interpretaciones que son las más seguidas. Para algunos su nombre deriva del concepto ‘Campus Stellae‘ o ‘Campo de la Estrella’. La historia consiste en que en el siglo IX una estrella localizada justo en la zona fue la que sirvió para guiar al obispo Teodomiro de Iria donde era el santo lugar. También otra teoría es que viene del latín ‘Compositum Tellus‘, que significaría ‘Tierra Compuesta’ o ‘hermosa’. Este último nombre viene del Cronicón Iriense, una crónica del siglo XI donde se cuenta como fue el comienzo de la diócesis compostelana. Este último nombre es el más apoyado por los investigadores.
       


    2. Callejones. El casco antiguo de Santiago de Compostela sigue manteniendo su estructura medieval. Esto hace que nos encontremos con estrechas calles que se comunican irregularmente entre ellas. Pero es que además podemos encontrarnos callejones tan pequeños en tamaño que casi no podremos pasar por ellos. El más conocido es el de callejón de Entrerrúas, el más famoso por unir dos de las principales calles de la ciudad: Rúa Nova y Rúa do Vilar. Si te gustan los callejones estrechos (muy estrechos) el de la rúa da Oliveira es también recomendable.
       


    3. Las Marías. Con este nombre se conocían popularmente a Maruxa y Coralia, dos hermanas peculiares que solían recorrer las calles de Santiago muy maquilladas y con ropa llamativa. Se ganaron el cariño de la gente porque piropeaban a los hombres, sobre todo estudiantes, por las calles durante el Franquismo (algo que no se le pasaba por la cabeza a las demás mujeres). En su recuerdo se colocó una estatua de ambas en el céntrico Parque de la Alameda. Llama la atención a cualquier visitante que pase por el parque, porque está pintada (una de las pocas que hemos visto) con colores llamativos, tal y como ellas iban vestidas por la ciudad. Para conocer más recomendamos que veáis este documental.

 


    1. Parque de la Alameda. Sería casi pecado mortal si no se cuentan algunos detalles más sobre este parque. Podemos encontrar una estatua dedicada a Valle-Inclán sentado en un banco. Él, aunque nació en Villanueva de Arosa, mantuvo una importante relación con la ciudad, tanto que ahí fue donde murió. Otro “monumento” que debe ser tomado en cuenta de esta lugar es el árbol conocido como La Perona, un abies plantado por Eva Perón en 1947 durante su visita a la ciudad. Tampoco debemos dejar de ver la entrada de los leones, varias estatuas a personajes célebres (Rosalía de Castro, etc.), el quiosco de la música, las vistas a la ciudad…
       


    2. Ciudad sin fin. Uno de los monumentos más llamativos de Santiago de Compostela es sin duda el de la ciudad de la cultura. Tristemente no lo es tanto por su llamativo diseño sino por la cantidad de tiempo que se ha tardado en construir como la cantidad de dinero invertido en la infraestructura. Tal y como pasó con la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, muchos edificios fueron construidos sin ningún fin claro y en algunos casos se ha ido cambiando la utilidad de los edificios. Lo más gracioso de todo es que se han gastado ya 300 millones de euros y no se sabe cuánto más habrá que invertir para acabar con la obra (que aunque es inauguró en 2011 está incompleta). Aunque sea por morbo, bien merece hacerse una visita.
       


    3. Parador de Santiago de Compostela. La plaza del Obradoiro cuenta con algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Uno de ellos es el del Parador, también conocido como Hostal de los Reyes Católicos. Esto se debe a que Isabel y Fernando ordenaron que se recogieran en este edificio a los peregrinos del camino que llegaban a la ciudad. Aquí va el secreto. Paradores, siguiendo (parcialmente) esta tradición, da gratis de comer a las 10 primeras que muestren su Compostela, desayuno, almuerzo y cena. Así que si eres madrugador y demuestras que acabas de llegar a la ciudad enseñando tu Compostela ese día comes por la gorra en este gran hotel.
       

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.