Greenwich: un meridiano cruzando los docklands

Una visita cuasi-obligada en Londres es Greenwich. Este barrio localizado en el municipio del mismo nombre es famoso por la localización del ‘meridiano cero’. No es más que una línea imaginaria que, cruzando por esta ciudad londinense, divide el planeta en dos hemisferios pasando por el Polo Norte y el Polo Sur. Su objetivo fue el de establecer un huso horario universal donde la medianoche comenzaba en este mismo punto. Sin embargo, en la actualidad, el Real Observatorio de Greenwich no tiene efectos prácticos y mantiene su singularidad como un museo. Nosotros nos dimos un viaje por esta localidad del Reino Unido y os adelantamos que tiene algo mejor que el Observatorio…
 

 
Todo ocurrió en febrero de 2012. Desde luego que nuestra visita no quedó en los anales de Greenwich pero va a servir para ilustraros el barrio de Greenwich desde el punto de vista de un turista. Para empezar, es fácil llegar en metro: nosotros tomamos la línea 6 hacia Canary Wharf, donde conecta con la DLR (Docklands Light Railway), que no es más que un tranvía ligero que pasa por encima de la susodicha zona de los Docklands. Tomaros vuestro tiempo, porque la travesía es preciosa. Veréis cómo el antiguo puerto principal de Londres se reconstruyó como una gran zona residencial y económica flotando sobre el río Támesis.
 

 
Como os indicamos en el mapa superior, bajaros en la parada de Cutty Sark y no en la de Greenwich (que es la próxima), pues es nuestra recomendación visitar de paso el caso histórico de Greenwich. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, este punto en la ribera sur del río Támesis cumplió con un importante papel en la historia marítima del Reino Unido. De hecho también podéis daros un salto por el Antiguo Colegio Real Naval (hoy Universidad de Greenwich), acceder al Museo Marítimo Nacional y abordar el Cutty Sark, un velero de tipo ‘clipper’ empleado en los comercios de lana y té durante el siglo XIX. Aunque conforman un área pequeña, conserva intacta la magia señorial de su arquitectura y el aroma a río salado, especialmente si os asomáis a ver una estampa impresionante desde el otro lado de los Docklands.
 

 

Muchísimo más grande que el barrio es el Parque Real de Greenwich, que se extiende en 73 hectáreas. En lo alto de un montículo (y con bastante pendiente) se encuentra el Real Observatorio de Greenwichlevantado en 1675 aunque su función astrónoma se trasladó al Castillo de Herstmonceux en 1957 debido a la alta polución de Londres. Hoy en día cumple como museo de astronomía y relojería, además de albergar herramientas de navegación, un planetario, galerías de exposición… Nosotros no llegamos a entrar porque su precio es como las estrellas que estudiaba, desorbitadas (9,50 libras de nada).

Creemos que la mayor atracción del Real Observatorio de Greenwich es la línea de marcada en el suelo que emula al meridiano cero, pero igual lo puedes ver al otro lado de las rejas y sacarle fotos. Aunque te deje con las ganas de sacarte una buena selfie, siempre puedes acercarte a su mirador y contemplar desde lontananza la orilla norte de Londres, destacada por el Millenium Dome. Un momento así hará que jamás olvidéis este rincón especial de la capital del Reino Unido.
 

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.