‘Paris Museum Pass’ o cómo ver París en pocos días

Las tarjetas turísticas se han convertido en un poderoso atractivo a la hora de viajar a grandes ciudades (y hasta no tan grandes, como Brujas). Estos pases permiten la entrada a un buen número de centros y actividades y suponen para el turista un gran ahorro económico, al contrario que visitarlas por separado. En la capital de Francia tenemos uno de estos casos, a través del ‘Paris Museum Pass’. Muchos viajeros se plantean si vale la pena, sobre todo si van a estar poco tiempo en la ciudad. Nosotros, que estuvimos tres días y nos hicimos con uno de estos pases, os vamos a responder a esa pregunta y también os revelaremos cómo sacarle provecho.




Organizamos nuestro viaje a París para 4 días: uno de ellos en Disneyland París y el resto en la capital. Nos planteamos adquirir el Paris Museum Pass por las ventajas que anuncia su página web, como la amplia lista de museos y monumentos a los que se puede entrar libremente (unos 54), así como el acceso directo sin necesidad de hacer colas. Otra ventaja es la entrada ilimitada a los mismos, pero eso está bien para quienes vayan a hacer una visita prolongada.

Desde luego el gran punto a favor es el precio. Pero he aquí nuestro primer debate interno, pues hay pases para 2 días (48€), para 4 días (62€) y para 6 días (74€). Si nosotros visitábamos la ciudad de París en 3 días, ¿a qué pasé sería mejor acogernos, al de 2 o al de 4 días? Finalmente nos decidimos por el primero y dejaríamos el tercer día para visitar parques, barrios y aquellos otros centros no incluidos en el Paris Museum Pass.

¿Dónde adquirir el Paris Museum Pass? Bien lo puedes comprar online desde su propia web, pero no lo aconsejamos ya que supone unos gastos de envío que oscilan entre 6, 35€ y 24€ (según dónde estés). Nosotros lo compramos directamente, Alberto desde el Institut Français en Barcelona, y David y Cesáreo desde la Agencia de Desarrollo turístico de Francia en Madrid. Pero hay muchos más puntos, sea en otros países como en la misma Francia. No os desesperéis si viajáis sin el Paris Museum Pass en la mano previamente, porque no se agota e incluso están disponibles en los principales museos adscritos.

¿Cómo usar el Paris Museum Pass? Esta tarjeta viene sellada por un envoltorio. Una vez abierta, es obligatorio rellenar su anverso para poder acceder a los sitios con el primer día en el que vais a hacer efectivo su uso (esto es muy importante y debéis tenerlo claro antes de escribir nada), así como vuestro nombre y apellido. El Paris Museum Pass no es sólo una tarjeta. También es una guía con las direcciones y horarios de todos los centros adscritos. De todas formas os recomendamos ir a París con planes ya hechos para que no perdáis ni un minuto pensando qué monumento visitar primero. Esta tarjeta es como un detonador: una vez que lo activas, ¡el tiempo corre! Y si os ayuda, os desglosamos el itinerario que hicimos en la ciudad de París durante esos 3 días:

Día 1: desde luego no usamos el Paris Museum Pass en nuestro día de llegada, que ya se acortaba con el viaje en avión y la entrada al hotel. De esta manera visitamos sitios que se escapan de la tarjeta:

    • Plaza de la República.
    • Barrio de Montmartre (incluye Basílica del Sagrado Corazón y Moulin Rouge).
    • Torre Eiffel.
    • Paseo por el río Sena.

 

Día 2: os parecerá que visitamos pocos sitios, pero tened en cuenta que son los dos colosos artísticos de París.

    • Palacio de Versalles (por la mañana, 3 horas) (15€, entrada simple).
    • Museo del Louvre (por la tarde, 5 horas) (15€, entrada simple).

 

Día 3: jornada maratoniana de prisas y carreras.

 


Ninguno de los sitios que visitamos nos decepcionó, así que no fue tiempo perdido. Tampoco tuvimos contratiempos, aunque es cierto que sólo pudimos visitar media hora el Centro Pompidou antes del cierre (es el museo más alejado de la zona donde nos movimos ese día) y nos quedamos con ganas de visitar la Sainte Chapelle y el Museo del Ejército (donde está enterrado Napoleón Bonaparte). Pero es que por desgracia el día sólo tuvo 24 horas…

¿Desventajas del Paris Museum Pass? Haberlas, haylas. Como os hemos dicho, no está incluida la Torre Eiffel, el mayor centro turístico del país, así como tampoco las exposiciones temporales de los museos que sí lo están. También lo de “evítese colas” es relativo, pues cuando fuimos al Palacio de Versalles o al Museo D’Orsay hicimos también cola de 30-45 minutos. ¡Hay que tener en cuenta que mucha gente compra el Paris Museum Pass! Y otra cosa: los menores de 18 años y residentes europeos menores de 26 años entran gratis a muchos de estos museos, así que no les vale la pena comprarse la tarjeta (eso sí, Cesáreo pagó religiosamente cuando entró con nosotros a la cripta de Notre Damme).

Y ahora, la conclusión. ¡El Paris Museum Pass vale la pena! En cada uno de los lugares que visitamos os hemos indicado el precio de la entrada simple, es decir, lo que nos hubiera costado sin tener la tarjeta turística. Esto hubiese hecho un total de 95€ de gasto. Habiéndonos gastado 48€ en el Paris Museum Pass, nos hemos ahorrado 47€, ¡la mitad! Así que si planeáis visitar la región francesa con una idea similar a la nuestra, haceros con el Paris Museum Pass. ¡La ciudad del amor (y de los museos) os espera!

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.