Camino de Santiago: El Diario, jornada 6

Dejamos atrás el precioso pueblo de Portomarín hasta nuestra próxima meta: Palas de Rei. A estas alturas de nuestro Camino de Santiago ya todo nos parecía más de lo mismo. Seis días atrás comenzamos ilusionados: “mira,una vaca”,“mira,una ermita”,“mira,un bosque”. Y una semana después la ilusión era algo distinta: “vaya,otra vaca”,“vaya,otra ermita”,“vaya,otro bosque”. La rutina se estaba cebando con nosotros. Pero hay una cosa que más recordaremos de esta jornada (y ya lo están viendo).

¡Niebla! Y no es el perro de Heidi,que se quedó ladrando en los Alpes. No fue hasta que se hizo el alba cuando nos dimos cuenta de quetodo lo que teníamos alrededor no era más que niebla. Esto se hizo más visible cuando salimos del bosque hasta la carretera LU-633,junto a la fábrica de ladrillos. Y no hablemos ya una vez llegados a la parroquia de Gonzar. Como veréis en el vídeo la situación dio para muchos chistes:


No podíamos quejarnos de ver paisajes distintos durante el Camino de Santiago,eso es cierto. La niebla,lejos de parecernos aterradora,nos encandiló (unos,que no están acostumbrados más que al humo urbano). Sin embargo al poco se disipó. Ya habréis visto en el vídeo que la escena siguiente es de un ¡despejado extremo! Para qué,si para entonces chupamos de 10 kilómetros en carretera.Fue el tramo que más se hizo pesado,especialmente al bordear una complicada rotonda,que parecíamos coches de choque sin fuelle.

Alcanzamos el pueblo de Os Lameiros e hicimos un alto en un área de descanso donde se alza el célebre crucero de Lameiros desde 1670. Por ahí vimos a una gente sacándose foto pero ni caso le hicimos. Tampoco es que desde lejos nos pareciera un monumento increíble.Más digno de nuestra atención fue el albergue Nirvana Lodge,en Ligonde. No puedes rehuir de sus responsables,quienes llaman a todo peregrino desde su entrada para compartir su experiencia con ellos. Nosotros dejamos constancia de la comunidad de donde veníamos en una pizarra. Y si deseas,ofrecen abrazos gratis.




Nuestro paso por los pueblos de Airexe y Portos transcurrió sin sobresaltos hasta llegar a un bar en cuyo jardín hay hormigas. Pero,¡qué hormigas! Ya había monumentos para todo. Para quitarte el hipo yaestaba un singular cementerio haciendo esquina con la carretera,un poco más adelante,en A Brea. Allí las lápidas despiden a cara descubierta a los viandantes que prosiguen su Camino de Santiago.

A todo esto,hablando de misticismos,como nos habréis escuchado en el vídeo,la actriz hollywoodiense Shirley McLaine también hizo el Camino de Santiago. Fue en 1994 y comenzó enSaint Jean Pied de Port,la primerísima etapa delCamino Francés. Despuésescribió un libro contando sus experiencias, que tuvimos oportunidad de leer antes de seguir sus pasos. Ya veis que el contenido ha dado para un debate extenso (y por que hemos cortado,que si no…).

Hacía un buen rato que habíamos llegado al Concello de Palas de Rei,y seguiremos sin llegar a la ciudad aunque el área recreativa de Os Chacotes (un kilómetro antes) pueda dar la impresión. Como siempre,nosotros optamos por recalar en el albergue municipal de la misma urbe para contar así con todos los servicios. ¡Y toda una banda!Durante la tarde gozamos desde la propia ventana de la habitación,que da a la plaza mayor del ayuntamiento,de la actuación de una banda folklórica que encandiló a peregrinos y asiáticos (que ya ves tú,también andaban por allí).

Autor entrada: Vacaciona2 - Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *