Camino de Santiago: Qué rutas podemos hacer

Desde que en el siglo IX se descubrió la supuesta tumba de Santiago Apóstol en esta zona mágica como es Compostela (el “Campo de las Estrellas” en su traducción del latín) fue tomando más relevancia. El Camino de Santiago llegó a ser tan popular que se convirtió con todo derecho en la ruta de peregrinación más popular de Europa durante la Edad Media. Todo un orgullo.

“Todos los caminos conducen a Santiago”. Sabemos que si algún romano de la antigüedad viera esta frase nos demandaría por fraude. Aunque a esta frase no le falta razón. Por lo general siempre relacionamos el Camino de Santiago con una sóla ruta, la francesa, que es una de las más largas y como su nombre indica viene desde Francia. Pero no es que haya una o dos más. Es que llegan a ser más de 15 rutas diferentes las que podemos hacer para llegar a Santiago de Compostela:



    1. Camino Francés. Como ya dijimos en el párrafo anterior, es la más conocida de todas. Va desde Saint Jean de Pied de Port hasta Santiago de Compostela y recorre nada menos que la friolera de 940 kilómetros. Esto supone una media de entre 30-35 etapas en total antes de llegar al final. También es uno de los más antiguos de los existentes.
       


    2. Camino Aragonés. Es también uno de los más antiguos. El camino es bastante más corto que el Francés, puesto que son 164 kilómetros. Podemos hacerlo en torno a 5-8 etapas aproximadamente. Si queremos hacer esta ruta tenemos que salir desde Somport (Jaca, Huesca).
       


    3. Camino Primitivo. Esta ruta del Camino de Santiago deja poco lugar a la imaginación. Si somos apasionados de la historia el más adecuado de todos es el Camino Primitivo. En él haremos exactamente la misma ruta que hizo Alfonso II El Casto en el siglo IX para visitar la recién descubierta tumba del Apóstol Santiago. Cuenta con 321 kilómetros de longitud y podemos hacerlo entre 13-15 etapas según la página que veamos. La salida es desde Oviedo.
       


    4. Camino del Norte. Junto al camino Francés y el Primitivo es uno de los más importantes. Este era el preferido de los reyes europeos que iban en peregrinaje hasta Santiago (porque sí, hubo reyes europeos que visitaron la tumba de Santiago). Es una de las más largas, superando los 800 kilómetros de longitud. Esto nos obliga a hacer entre 32-37 etapas, si no más para llegar hasta nuestro destino.
       


    5. Camino Vasco del Interior. Importante nexo de unión al camino Francés que además permite unir éste con el Camino del Norte. Esto lo convierte en una ruta clave y de gran importancia para el peregrinaje del Camino de Santiago. Saldríamos de Irún (Guipúzcoa) e iríamos hasta Haro (o viceversa). La distancia es de 203 kilómetros y suelen corresponderle 8 etapas, generalmente.
       


    6. Vía de la Plata. No es por nada, pero este es el Camino que tiene el nombre más bonito de todos. Esta vía, como no podía ser de otra manera, llevaba a la que fue una de las ciudades más ricas de España: Sevilla. 705 kilómetros que lo convierten en el tercero más largo después del Camino del Norte y el Francés. Como mucho dedicaremos en realizarlo entre 25 y 30 etapas, según cuantas ganas tengamos por llegar a Santiago.
       


    7. Camino Catalán. Realmente el nombre es más largo que el de la Duquesa de Alba (QEPD). Así se llama Camino Catalán por San Juan de la Peña. Parte desde el Monasterio del Montserrat (Bages, Barcelona), enlazando posteriormente con el camino Francés en Santa Cilia de Jaca. 325 kilómetros que se unen a los restantes para llegar a Santiago desde el camino Francés. En él haremos 12-15 etapas.
       


    8. Camino de San Salvador. Pocos caminos (salvo el Catalán) es tan “espiritual” como este. En él partiríamos desde Oviedo, cuya catedral fue durante la Edad Media el segundo lugar de España que recibía más peregrinos. No supondrá más de 122 kilómetros extra, llegando a León, donde podemos seguir nuestra ruta por el camino Francés. No necesitaremos más de 5-7 etapas para hacerlo.
       


    9. Camino Sanabrés. Si estáis haciendo la Vía de la Plata y queréis tomar un “atajo” para llegar antes a Compostela… ¡este es vuestro camino! Además te librarás de caminar varios kilómetros para llegar a enlazar con el Camino Francés. Tiene una distancia de 368 kilómetros y podremos hacerlo entre 13-15 etapas.
       


    10. Camino Inglés. Sin duda es la ruta más peculiar de cuantas hay del Camino de Santiago. Lo más curioso es que podríamos decir que es la más larga. En realidad no lo es porque la mayoría de la travesía se hace por mar. Una vez se llega al puerto del Ferrol podremos empezar nuestra aventura hasta Compostela. Tendremos que caminar 155 kilómetros para llegar a nuestro destino y no nos llevará más de 8 días.
       


    11. Camino Portugués. Hoy en día solemos hacer el peregrinaje a Portugal para comprar toallas. Pero los lusos todavía siguen visitando España para visitar la tumba de Santiago. Todo parece indicar que lo “inauguró” Sancho II de Portugal en el siglo XIII y desde entonces algunos reyes y personajes históricos del país vecino han acudido a visitar al Apóstol. Tenemos ante nosotros una ruta de 119 kilómetros y entre 6-8 etapas. 
       


    12. Otros. Para no volver loco a nadie y también para no alargarnos mucho más con esta artículo (si no, no a ver quien se lo lea) también hay otros caminos como son el Baztanés (Bayona-Ulagüe, enlace con Camino Francés), Camino de Madrid (Madrid-Sahagún, enlace Camino Francés), Camino Mozárabe (Granada-Mérida, enlace con Vía de la Plata), Camino de Levante (Valencia-Zamora, enlace con Vía de la Plata), o la Ruta de la Lana (Alicante-Burgos, enlace con Camino Francés).
       

 

    • Bonus Track. Camino hasta Finisterre y/o Muxía. Si después de terminar el camino hasta Santiago quieres conocer un poco más de Galicia y estás interesado en ver el mar deberías hacer esta última ruta. Esta última ruta (que se considera anexa al Camino de Santiago) nos supone un esfuerzo de 5-7 etapas más, distribuidas en 151 kilómetros.
       

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *