Museo del Louvre: el centro artístico más visitado del mundo

Ya es que viajar a París y no visitar el Museo del Louvre es para hacérselo mirar seriamente. Nosotros sí que fuimos (aunque a nosotros también deberíamos pasar por una consulta), el pasado mes de abril de 2015, y disfrutamos de uno de los museos más famosos e importantes del mundo por sus grandes colecciones.




Desconocemos cual es el valor real de su enorme colección, aunque digamos en el vídeo de broma que son 500 millones de petrodólares (cuanto será eso…). Entre sus enormes colecciones tenemos el Código de Hammurabi, la Venus de Milo, las joyas reales de la familia real de Francia y cómo olvidarnos de la Gioconda o Mona Lisa, famosa en el mundo entero. Sí sabemos que hay muchas más cosas que deberíamos citar pero lo mejor es hacer una visita o ver nuestro video-reportaje.

El Louvre es inmenso (y eso que hay rumores sobre que sólo se expone un 10% de sus colecciones). La recomendación para tomárselo con calma es visitarlo durante 2 ó 3 días aunque nosotros, dignos de nuestra locura, lo hicimos en uno (nada más y nada menos). Sinceramente en un solo día se puede ver, aunque prescindiendo de algunas salas que no os parezcan tan interesantes (nosotros por ejemplo aligeramos el paso en las secciones de muebles, que también los hay).

A pesar del gran número de visitantes al museo sinceramente no es para nada molesto, ya que apenas se producen embotellamientos, pudiendo disfrutar de todas las obras de arte con tranquilidad. Donde únicamente nos costó ver el interior del edifico fue (¿donde si no iba a ser?) frente a la Gioconda, donde la cantidad de asiáticos era tal que parecía que estábamos en China Town. Hablando de esta obra de arte preparaos porque el cuadro no es especialmente grande de tamaño, teniendo en vuestras casas seguramente otros de mayor tamaño. Con esto no queremos decir que no impresione (que sí lo hace), pero os lo decimos para que no os decepcionéis porque es muy pequeño (ya nos ha pasado cuando hemos visitado algunos monumentos, las fotos engañan mucho, pero por fortuna con la Gioconda ya íbamos avisados).

Una sala que llama especialmente la atención es la que ocupa el ala habilitada como vivienda para el emperador Napoleón III, quien se decía que era nieto del mismísimo Napoleón, lo que al final resultó ser falso. Aún así el hombre vivió una vida de lujo pagado por el Estado francés. Él a cambio modernizó por completo la ciudad, siendo él el responsable de que muchas calles y plazas se vean como en la actualidad.

El Louvre rezuma vida por todos sus costados. No solo encontraremos extranjeros como nosotros paseando por sus salas, sino franceses enamorados del museo que lo van a visitar habitualmente para sentarse entre sus monumentos e incluso muchas veces para, junto con un bloc de notas solos o en compañía, dibujar los cuadros o esculturas de algunos de los grandes autores que nos podemos encontrar aquí dentro. Lo más impresionante de ver en estas personas es que pesar de que cientos de personas pasen a su lado ellos están tranquilos, centrados en su trabajo y en paz.

Esperamos que disfrutéis del museo y del recorrido que hacemos en este video. ¡Echadle in vistazo!
 

 

    • Web: Web oficial del Museo del Louvre.
    • Precio: 15€ (menores de 18 y ciudadanos europeos entre 18 y 25, gratis).
    • Horario: 9 – 18 horas (hasta las 21.30 los miércoles y viernes; cerrado los martes).

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *