10 películas universales de viajes

Siguiendo con nuestro experimento vamos a seguir proponiendo películas, pero no españolas que ya lo hicimos en otro artículo anterior (clic aquí),  sino que vamos a ver algunas de esas pelis que han grabado los americanos y directores de otros países. Esta es nuestra selección de cine:




Vacaciones en Roma (William Wyller, 1953).

A muchos este tipo de películas tan clásicas y en blanco y negro os parecen la mar de raras. Pero aún así la película no está nada mal. Es cierto que es la típica historia melosa de amor entre una princesa de un país que no se concreta y cuyo nombre es Anna y de un periodista americano llamado Joe Bradley. Estos dos personajes, que se encuentran por error (cómo no) acaban por enamorarse y bueno, el final es algo agridulce. Lo mejor de la película es que podremos visitar Roma (eso sí, en blanco y negro) y ver algunos de sus principales monumentos.
 


Easy Rider (Peter Fonda, 1969).

Una peli un poco viejuna aunque la peli no deja de ser buena. A pesar de que el film cuenta la historia de dos jóvenes motoristas que cruzan Estados Unidos de punta a punta, nos permite conocer la vida de la población estadounidense a lo largo del territorio. También nos enseñan unas imágenes que nos hacen preguntarnos por qué no estamos haciendo las maletas para hacer un viaje como el de estos motoristas, aunque no os recomendamos que pilléis droga para poder pagar el viaje como hacen en la película (al menos nosotros nos lavamos las manos).
 


Memorias de África (Sydney Pollack, 1985).

La película se basa en un libro autobiográfico escrito por la autora danesa Isak Dinesen con el mismo nombre y publicado en 1937. En ella se cuenta como una joven chica de nombre Karen contrae matrimonio con un barón al que ella no quiere, ya que se casa con él por obligación. Viajando ambos a Kenia, país al que karen va tomando cariño poco a poco, enamorándose posteriormente de Denys Flinch-Hatton. Esta historia de amor entre la chica y el joven aventurero nos permite conocer los precioso paisajes del país africano y nos harán querer ir.
 


El chico de oro (Michael Ritchie, 1986).

Protagonizada por Eddie Murphy, cuenta la historia de un niño mágico del Tíbet al que un malvado brujo intenta destruir. Chandler Jarrel (Murphy) es el elegido y tiene que salvar al chico, aunque lo hará muy al estilo de este actor: con humor. En la película visitan el Tíbet, lo que nos permite disfrutar en parte de ese mundo, aunque como buena película de humor que es tiene momentos un poco estereotipados sobre su cultura, así como errores en cómo es la cultura tibetana.
 


El último emperador (Bernardo Bertolucci, 1987).

Se trata de una película que trata de la vida, precisamente y como su título indica, del último emperador en este caso de China, Puyi, quien sube al trono desde muy joven y que a los pocos años pierde el trono imperial tras una larga guerra civil que acaba con él marchándose de su país. Una de sus más interesantes curiosidades es que es la primera película de la historia que el gobierno chino ha permitido grabar en el interior de la Ciudad Prohibida, hecho que hace que las grabaciones contengan una gran realidad. Casi podemos decir que visitamos China sin salir de nuestro salón.
 


Rapa Nui (Kevin Reynolds, 1994).

La película es de 1994 y presenta la rivalidad de dos tribus que deben construir en una competición una estatua moái. En ella se cuenta una historia de amor donde un joven que formaba parte de la aristocracia de la isla («orejas largas») se ve obligado a competir en esa competición para lograr mantener una relación con una joven del pueblo («orejas cortas»). Por ahora es la única película que se ha rodado sobre las poblaciones que habitaban las isla de Pascua. En la historia se habla sobre la falta de alimentación y de materias primas (sobre todo madera) que se estaba sufriendo en esta isla antes de su colapso.
 


Memorias de una Geisha (Rob Marshall, 2005).

De memorias va la cosa. Se basa, como el #1, en una novela escrita por Arthur Golden y publicada en 1997. La película cuenta la historia de una niña de nueve años llamada Chiyo que es vendida en el pueblo japonés de Yoroido por sus padres, junto con su hermana (menudos padres), para que trabaje como geisha. Su hermana no es aceptada y acaba en un prostíbulo mientras que la joven comienza a aprender en este mundo. La joven se acaba enamorando, lo cual hace que finalmente se interese por ser geisha y así cumplir con el objetivo de su vida. Aunque la verdad es que no es una historia de rosas sí podemos conocer algo más de la cultura de Japón.
 


Hacia rutas salvajes (Sean Penn, 2007).

Se basa en una obra autobiográfica de un idealista de nombre Christopher McCandless, que un día decide abandonarlo todo y marcharse hasta Alaska. Esta historia seguramente a más de uno os recordará a algún sueño que han tenido alguna vez en la vida: lo de dejar todo y lanzarnos a la aventura. Si una imagen vale más de mil palabras en esta película recibiremos miles de millones de palabras, disfrutando de algunos de los más bellos paisajes del Subcontinente Norteamericano, viendo las zonas más al norte que apenas suelen salir en películas.
 


Australia (Baz Luhrmann, 2008).

En este film se cuenta una historia sucedida en el norte del país continental durante la Segunda Guerra Mundial, donde una chica aristócrata de ascendencia inglesa llamada Sarah Ashley hereda un rancho que intentan quitarle. Sin embargo un joven llamado Drover va a ayudarla con el fin de mantener sus tierras. Veremos cómo ambos cruzan el desierto con las vacas, pasando por grandes peligros, ya que se ven obligados a ir por lugares que están siendo atacados por los japoneses.
 


Resacón en … (Todd Phillips, 2009 – 2011).

Vamos a hablar de las dos primeras películas, donde unos amigos viajan hasta Las Vegas y en otra hasta Tailandia. En los dos casos a sus personajes les pasa lo mismo: se marcan una fiestona brutal y al día siguiente cuando se levantan se encuentran metidos en un jardín. Esto les obliga a ir preguntando por ahí (todo muy real) qué es lo que hicieron el día anterior y así poder resolver el problema en el que se han metido y donde se suele perder alguien, al que tienen que buscar.
 

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.