Volcán de San Antonio: bordeando el peligro

Pocas cosas dan tanto miedo como un volcán, aunque claro, cuando está en erupción. Nos aterrorizan con sus temblores, con la expulsión de gases y como no, con la expulsión de lava. Canarias es un territorio que aunque no forma parte del llamado «cinturón de fuego» (la zona con más actividad volcánica del mundo) sí que ha sufrido varias erupciones volcánicas a lo largo de su historia. Es más, si no fuera gracias a esos volcanes Canarias simplemente no existiría, así que ya sabéis, gracias a ellos tenéis el paraíso terrenal.




El volcán de San Antonio es un pedazo de volcán situado en la isla de La Palma, en la zona de Fuencaliente y que fue también la que tuvo la penúltima (tras el de El Hierro) erupción volcánica de Canarias y de España: el Teneguía. El de San Antonio tuvo su erupción en el lejano año de 1677 y supuso más que una cosa interesante de ver, una verdadera faena para la gente de la isla.

El por qué es bien simple: además de acabar con varias cosechas en la zona que no pudieron ser cultivadas durante un tiempo a causa de las lavas también sepultó una fuente de aguas medicinales, conocida como la Fuente Santa (no, no se curraron mucho el nombre la verdad) y que traía por su capacidad sanadora a gente de todas partes del mundo en pleno siglo XVII (juradito por el niño Jesús). Es por eso que Fuencaliente recibe este nombre como ya muchos habrán deducido.

Que no cunda el pánico porque hoy en día la fuente ha sido redescubierta después de 300 años perdida y en el volcán se ha hecho un centro de visitantes muy «cuco» (aunque un poco pequeño) que podemos visitar a lo largo del año. En su interior tenemos una pequeña zona de información, baños, un espacio para visualizar una película y algunos paneles explicativos.

En el exterior podemos hacer un recorrido más que interesante por lo alto del volcán, pudiendo ver el cráter desde lo alto así como unos paisajes de escándalo: Fuencaliente, el ya citado Teneguía, las salinas y faro que están en Puntalarga, Los Quemados, las Indias y el ancho mar (si vais antes de que se haga de noche podréis disfrutar de unas puestas de sol de la leche). Además desde hace poco tiempo el ayuntamiento con ayuda del Gobierno de Canarias puso una placa artificial que simula un terremoto y que en el vídeo puedes ver cómo la «disfrutamos» a tope.

Con respecto a los aparcamientos no os preocupéis, suelen haberlos de sobra, por lo que no tendremos problemas muy importantes. También si queréis podréis montar en camellos en esta zona, algo que os recomendamos si queréis disfrutar de esta atracción en La Palma porque es en el único sitio en la isla (que sepamos) donde lo podréis hacer.

Esperamos que disfrutéis de nuestro vídeo y que os gusten los paisajes que hemos grabado para vosotros. ¡Está tremendo!
 

 

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VACACIONA2 es responsable del tratamiento de datos con fines determinados, explícitos y legítimos. Además, serán tratados de forma lícita, leal y transparente. Conservaremos dichos datos durante nuestra relación y mientras nos obliguen las leyes. El usuario podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad enviándonos un email a hola@vacaciona2.com. Para ampliar información, visite nuestra página de política de privacidad.