Colonia, entre lo gótico y la modernidad

Colonia es conocida en toda Alemania como una de sus ciudades más bonitas, y no es para menos. De toda la zona destaca su catedral gótica, que todavía hoy sigue en reformas. Sin embargo no es lo único que podemos encontrarnos en la ciudad que casi tiene dos milenios de antigüedad.




Fue fundada por los ubios (tribu germánica) en el 38 a.C. y recibió el nombre de ‘Oppidum Ubiorum’ por los romanos, que fue rebautizada con el nombre a Colonia Claudia Ara Agrippensium y cuyo nombre lo recibía de la emperatriz Agripina, mujer del emperador Claudio.

La ciudad ha sido históricamente un lugar de gran movimiento comercial, lo que queda representado en muchos de sus ricos edificios y que hablar de su imponente catedral de la que ya hablamos en este artículo. También desde 1388 se convirtió en una importante ciudad universitaria al abrirse en ella una de las universidades más antiguas de Europa.

Aunque en la Edad Media vivió una de las etapas más doradas de su historia esto no significa que no haya tenido una gran importancia en el desarrollo de la historia de Alemania, antes y después de su unificación (aunque a comienzos del siglo XIX formó parte de Francia, que influyó sobre todo en la lengua). Ya desde el siglo XIX la ciudad comienza a adquirir un importante peso industrial, el que mantiene en la actualidad, siendo la tercera ciudad más industrializada de Alemania.

Cuenta con unas excelentes comunicaciones gracias a su estación de tren, conectando las dos orillas del río Rin gracias al puente Hohenzollern, famoso incluso en la actualidad. Durante la II Guerra Mundial la ciudad, salvo la catedral, quedó prácticamente arrasada por los bombardeos aéreos de los aliados, lo que hizo que fuera de nuevo reconstruida piedra a piedra respetando el aspecto que tenía con anterioridad.

Actualmente la ciudad es muy moderna, conteniendo una gran cantida de edificios actuales, como es el caso del edifico que alberga el Museo Romano-Germánico, el Köln Triangle (espectacular torre desde donde podemos disfrutar de toda la ciudad) o la Kolner Philarmonie, una imponente edificio moderno donde toca la famosa orquesta de cámara filarmónica de Colonia, al ser esta ciudad muy amante de la música.

A lo largo del siglo XX y XXI Colonia no ha dejado de crecer, siendo la cuarta ciudad más grande de toda Alemania, solo superada por Berlín, Hamburgo y Múnich, algo que se debe a su gran potencial económico (tanto industrial como turístico).

Una ciudad digna de visitar y de disfrutar en cualquier momento del año. Si no, os queda disfrutar de este maravilloso programa sobre nuestra visita:
 

Autor entrada: Vacaciona2 - David

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *