Museo de la DDR: El comunismo en casa

Hay quien imagina hoy a Alemania como un país unido mucho tiempo atrás y que trabaja incansablemente para fastidiarnos a todos los países del sur, sea con deudas impagables o con su chulería (“somos mejores que vosotros”). Sin embargo Alemania, tal y como la conocemos hoy en día, ¡apenas tiene 20 años de historia! (alucina, vecina).

El DDR Museum (“Museo de la RDA” en español) viene a hacer espacio a la ya desaparecida Alemania del Este, país que nace tras la II Guerra Mundial y el comienzo de la Guerra Fría, y que va a desaparecer a principios de los 90. Escuchar que Alemania se fusionó de nuevo en los 90 podrá sonar raro para muchos, ya que se relaciona la reunificación con la caída del muro de Berlín (1989). Pero no es hasta las elecciones a la Cámara del Pueblo (parlamento de la RDA) en marzo de 1990 cuando comienza el hermanamiento.




El museo es nuevo (abierto en 2006) y se nos presenta como un museo libre de colas (es decir, no es un museo en el que tendremos que esperar para entrar como ocurre con los otros grandes que se encuentran en la Isla de los Museos). Además se encuentra en una zona céntrica, al estar justo detrás de la Catedral de Berlín, una vez cruzamos el río Spree. Los paneles explicativos que nos encontraremos en el museo están en alemán y en inglés, así que si no sabemos ninguno de los dos idiomas mejor no separarnos de nuestro diccionario o móvil (aunque hay cosas que se pueden entender gráficamente).

Además de todo lo que hemos explicado, lo mejor del museo es que se puede tocar prácticamente todo y tiene un alto grado de interactividad. Te presenta tanto la parte más positiva como la más oscura de la Alemania del Este. Podrás observar cómo se vivía, qué usaban, cómo eran sus coches, sus casas,  su cine, su televisión y prensa. Podremos ir abriendo diferentes armarios que nos darán información y nos transportarán a los años 70 y 80 aunque no los hayamos vivido.

¿Qué es lo que más nos gustó? Pues poder subirnos a un ‘trabis’ (el modelo de coche más popular en la RDA), donde tienes la posibilidad de usar un simulador que hace sentirte (con ciertas limitaciones) como si estuvieras conduciendo por mitad de Berlín Oriental. Esperamos realmente que la conducción fuera mucho más segura y sencilla que con el simulador, porque el vehículo que probamos era tan mal apañado que de ser así en esa época, ¡menudo caos! Otra cosa realmente bestial es ver la recreación de una casa entera de la época (salvo el dormitorio), pudiendo meternos en el baño, en el salón y la cocina. Además, podrás disfrutar en la televisión de los programas grabados de la época de la RDA (nosotros la verdad es que no tenemos ni idea de lo que decían, sólo que emitían la serie policiaca Derrick una y otra vez).

Esto no es el único lugar temático en Berlín sobre la Alemania comunista, pues existe bastante nostalgia entre un importante sector de la población alemana que recuerdan la RDA con cariño (quizás demasiado más del que le tenían en el pasado, pero eso suele ocurrir) y también por el morbo que crea entre muchos ver las diferencias entre uno y otro lado de una misma ciudad como es Berlín, y de un mismo país como es Alemania. De esta forma podemos visitar el Ostel Hostel-Berlín (un hostal decorado tal y como eran las casas durante la época) o el Museo de la Stasi (museo de la policía secreta de la RDA y que se encuentra en el edificio real donde se encontraba esta organización).

    • Web: Web oficial de DDR Museum.
    • Precio: 4 – 9€ (gratis a menores de 6 años).
    • Horario: 10 – 20 horas, todos los días (los sábados hasta las 22h).

Autor entrada: Vacaciona2 - David